ISLAM

La creencia en la resurrección

Según el Corán, negar la existencia del Más Allá es negar a Dios y a su palabra. Aquéllos que creen y realizan obras rectas serán enormemente recompensados, mientras que quienes no creen y efectúan actos malvados serán severamente castigados.
Comparte

La creencia en la vida en el Más Allá es tan crucial en la fe islámica que cualquier duda acerca de ésta significa una negación de Dios. La propia palabra de Dios en el Corán es el fundamento de esta creencia. Además el profeta Muhammad, explicó la gran importancia de esta creencia para una persona que desea llevar una vida islámica.
Sabemos que no tenemos medios para tener conocimiento de la vida después de la muerte como una experiencia perceptiva. Pero Dios nos ha dado ciertos niveles de conciencia que nos proveen de perspicacia respecto a las realidades no perceptibles a través de los sentidos. El Corán le habla a nuestra 
mente racional en el momento en el que les contesta a los incrédulos cuando éstos preguntan, «¿Quién le dará vida a los huesos muertos?» La respuesta es, por supuesto, el Todopoderoso Único Quien los creó.
En el Sagrado Corán, Dios apela al razonamiento de la humanidad y se dirige a nuestro poder de ref lexión y de juicio, pidiéndonos reflexionar acerca de cómo la lluvia revive la tierra muerta. Esto es algo que es obvio para nosotros; si es así, ¿cómo podemos negar la  verdad de la Resurrección, cuando
Dios Todopoderoso puede revivir a los huesos muertos tan fácilmente como revive la tierra?
Dios es Aquel Quien hace descender los vientos misericordiosos, de modo que hagan las nubes moverse, y las dirigimos por una tierra muerta y (de ese modo) revivificamos la Tierra después de su muerte (con la lluvia llevada dentro de las nubes por el viento). Sin embargo la Resurrección sucederá.
(El Corán, 35:9)
Y entre Sus señales se halla esto: vosotros veis la Tierra quieta y árida; pero cuando Nosotros hacemos descender el agua sobre ella, se mueve y se hincha (con vida). Aquél Quien la revivifica es sin duda alguna el Único Quien resucitará a los muertos. Sin lugar a dudas Él posee pleno poder sobre todas las cosas. (El Corán, 41:39) ¿Cree acaso el ser humano que se le dejará solo (que obre como le plazca)? ¿No fue acaso antes sino una gota de semen  eyaculada? Luego se convirtió en un coágulo adherido (a la pared del útero), y El (lo) creó y lo formó con debidas proporciones. Después creó de él una pareja, hombre y mujer. ¿No es El (Quien hace eso, igualmente) capaz de resucitar a los muertos? (El Corán, 75:36-40)
Contempla, entonces, las impresiones de la Misericordia de Dios, cómo revivifica la Tierra muerta después de su muerte: con toda certeza entonces es El Quien resucitará a los muertos (en una manera similar). El posee pleno poder sobre todas las cosas. (El Corán, 30:50). Y Dios os hizo brotar de la Tierra tal como una planta (en un modo de crecimiento específico de vosotros). Después os regresará a ella, y os hará salir desde allí en la resurrección. (El Corán,
71:17-18)
El Corán, en repetidas ocasiones, nos dice que aquellos que creen y realizan obras rectas serán enormemente recompensados en el Más Allá, mientras que aquellos que no creen y efectúan actos malvados serán severamente castigados. La creencia en la vida después de la muerte da sentido a nuestras vidas, porque dicha creencia nos indica que esta vida es sólo un examen y preparación para una vida eterna. Además, sabemos que en el Más Allá, recibiremos justicia por todas las injusticias que sufrimos aquí. Puede parecer que los pecadores y corruptos son más felices o más ricos que las personas rectas, pero eso es sólo durante un breve tiempo. En el Más Allá ellos recibirán lo que merecen. La creencia en la vida después de la muerte alienta a una persona a llevar una buena vida en la Tierra, ya que conoce el destino que le espera si ignora las órdenes y las advertencias de Dios ofrecidas en el Corán. De hecho, la creencia en el Más Allá es el incentivo más fuerte de una persona para llevar una vida de virtud aquí. El camino real hacia una sociedad pacífica se puede establecer sólo si las personas creen en la vida después de la muerte.

*Extracto de Un breve compendio del Islam-Creencia y Práctica, Suleyman Eris, Editorial La Fuente, 2008.