ACOMPAÑAMIENTO A LA DISTANCIA

La espiritualidad en un cuento por día para pasar la pandemia

Por: Lara Salinas

Miles de usuarios comparten en Facebook los cuentos de un sacerdote jesuita que invitan a reflexionar.
Comparte

El padre Rafael Velasco tenía la costumbre de contar cuentos en todas sus misas al terminar la homilía. Después, los feligreses se acercaban a él para conversar sobre las enseñanzas que habían descubierto a través de las narraciones. Por eso, a pesar de que se sentía “negado” al uso de las redes sociales, decidió empezar una cuenta de Facebook para seguir compartiéndolos: “A raíz de que teníamos que estar todos encerrados y no iba a haber posibilidad de ir a la iglesia, empecé a publicar cuentos –explica Velasco-, porque además me parecía que podía ser provechoso para gente que no fuera religiosa”. Así, entre otras iniciativas que surgieron durante la pandemia se encuentra el proyecto “Nos Rezamos”, una cuenta de Facebook que tiene más de 250 videos de cuentos con valores. Cada uno dura tres minutos y son publicados a diario desde el mes de marzo.

El narrador es el Superior Provincial de los jesuitas de Argentina y Uruguay. Como una forma distinta de ofrecer su compañía durante la pandemia, decidió subir a diario relatos con reflexiones sencillas y profundas sobre distintos aspectos de la vida y de la relación con los demás desde la mirada de Dios. El amor y el narcisismo, los milagros cotidianos, la bondad, la austeridad y la caridad, la dulzura, las exigencias personales y la importancia del sentido del humor son algunos de los temas que atraviesan sus historias.

Entre las narraciones, se encuentran cuentos de distintas procedencias, anécdotas de la vida de los santos y aforismos breves. Sus protagonistas pertenecen a diversas culturas, épocas y religiones, pero las circunstancias cotidianas que viven hacen que sea sencillo que todos puedan identificarse con ellos.

Los oyentes participan activamente de los comentarios. Escriben sus plegarias y reflexiones, dan su opinión sobre los cuentos, citan frases del Evangelio y de los santos, y acompañan sus palabras con imágenes, stickers o gifs animados. Asimismo, abundan los agradecimientos y saludos que incluso los hay de otros países, como Estados Unidos y Francia.

El valor que tiene un cuento es que toca el corazón –lo espiritual- y la sensibilidad de las personas, afirma Velasco. A partir de ahí, cada uno puede hacer su reflexión sobre lo que el relato le transmite. El padre Rafael recuerda lo que ocurría con las parábolas de Jesús, que no eran interpretadas por todos sus oyentes de la misma forma: “En el fondo, el Reino de Dios es tan profundo que no puede ser dicho con conceptos complicados ni palabras difíciles, pero sí puede darse a conocer a través de cuentos y de imágenes”, afirma el sacerdote.

La cuenta personal del padre Rafael, que utiliza exclusivamente para subir estos videos, tiene 5000 amigos de Facebook (www.facebook.com/rafael.velasco.3152130).

También se lo puede seguir por la página “Nos Rezamos” donde comparte el mismo material a diario.