una drástica decisión para atraer a los fieles

La histórica catedral de Norwich instala un tobogán en su interior

La edificación religiosa cuenta con una de las mejores colecciones de techos medievales de Europa y el reverendo a cargo buscaba que los visitantes pudieran disfrutarlos de cerca, a 15 metros de altura. La medida no será permanente.
Comparte

Si hace unas semanas era la Catedral de Rochester la que instalaba un minigolf, esta semana ha sido la histórica Catedral de Norwich la que ha decidido tomar una drástica decisión para atraer a los fieles. El reverendo encargado de esta iglesia buscaba una manera con la que los visitantes pudieran disfrutar de una de las mejores colecciones de techos medievales que hay en Europa y con los que cuenta esta edificación religiosa.

El principal problema es que los techos son tan altos que para la mayoría de personas que visitan la catedral, no lo pueden apreciar. Por este motivo, se instaló un enorme tobogán, al que se accede subiendo a una torre de 15 metros de altura y desde donde se pueden disfrutar de cerca estos hermosos techos. Sin embargo, la medida no será permanente, va a estar tan solo hasta el 18 de agosto.

Fuente: RD