opinion - autor: Santiago Fraga

LA IDEA ES COMPARTIR

Comparte

Mientras el mundo debate cómo generar una educación de calidad accesible a todos, las escuelas católicas pueden aportar su amplio recorrido en construir mejores iniciativas sobre la base del intercambio de experiencias educativas. La clave de la innovación no es la evaluación constante de todo ni la desmedida competencia que sólo mira resultados. Se impone una escuela humanista, centrada en la persona y no en la información. Gracias a la tecnología, el aprendizaje está disponible como nunca antes. Para los educadores, es una oportunidad de compartir y diseñar juntos nuevas respuestas desde realidades muy distintas. Para los alumnos, compartir el aula a miles de kms de distancia
es un camino valioso e incierto al mismo tiempo.