Lunes 26.02.2024

el presidente también envió una invitación

La Iglesia de Ecuador expresó su deseo de una pronta visita del Papa

Ante el Congreso Eucarístico que se celebrará en el país, el arzobispo de Quito destacó la "esperanza muy grande de que venga a Quito. Sabemos que está rezando por Ecuador y por eso le he pedido de manera especial hoy la bendición para todo el pueblo".
Comparte

El arzobispo de Quito, monseñor Alfredo José Espinoza Mateus, aseguró este miércoles que el papa Francisco, al que saludó durante la audiencia, está rezando por Ecuador y que espera que pueda regresar al país, que ya visitó en 2015, para participar en el Congreso Eucarístico internacional que se celebrará en septiembre de 2024.

Espinoza explicó que han insistido en que "si el papa va a algún país de América Latina el próximo año, de los que no ha visitado, que son pocos, pueda hacer una escala en Quito", como ya ocurrió con el congreso celebrado en Budapest en 2021, cuando acudió sólo para clausurar con una misa el evento.

"Aunque todo depende de la salud de Santo Padre", explicó Espinoza, que se encuentra en el Vaticano para informar sobre cómo van los preparativos del Congreso Eucarístico, en una comparecencia ante los medios.

Aseguró que el papa también ha recibido la invitación del presidente de la República, Guillermo Laso, y que sería "algo muy importante para Ecuador, donde la gente tiene la esperanza de que el Santo Padre vuelva".

"La gente tiene una esperanza muy grande de que venga a Quito, que nos bendiga y que bendiga al país. Sabemos que está rezando ahora por Ecuador y por eso le he pedido de manera especial hoy la bendición para todo el pueblo", añadió el arzobispo.

Ante la situación en el país, que los obispos en una reciente carta consideraron "crítica" y la "espiral de crímenes y delitos" que se están viviendo, Espinoza pidió al papa "oraciones" y el papa respondió, según el arzobispo, "que está difícil la cosa" y después mandó bendiciones al país.

"Estamos preocupados porque vemos que la política se entiende simplemente como un buscar los intereses partidistas particulares, ideológicos, y nos parece que hemos perdido a veces en el Ecuador las perspectivas de buscar el bien común, o sea, de que la política sea real. En la búsqueda del bien de todos", agregó el arzobispo de Quito sobre lo que sucede en el país.

Respecto a los preparativos del evento, afirmó que "van viento en popa", que ya se tiene un himno y un símbolo que acaba de bendecir el papa: un evangeliario grande con la imagen del Sagrado Corazón que va a recorrer todo el Ecuador.

Además, se espera una participación de entre 5.000 y 6.000 personas y dos misas campales, la de apertura y la de clausura, en las que unos 5.000 niños hagan la primera comunión. "En la misa de clausura si viene el Santo Padre, pues indudablemente serán muchísimos más las personas que asistan", avanzó.

Fuente: Infobae