EL OTRO IMPACTO DE LA PANDEMIA

La mayoría de las manifestaciones de fe masivas, suspendidas

En Salta tampoco se realizó este martes la procesión con las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro. Y el 25 de septiembre los peregrinos no podrán venerar públicamente a María del Rosario de San Nicolás, en un nuevo aniversario de las apariciones.
Comparte

La suspensión de la tradicional peregrinación juvenil a pie a Luján, que se realiza a principios de octubre, no será el único evento religioso masivo que correrá esa suerte en medio de las restricciones por la pandemia del coronavirus.

La procesión del Señor y la Virgen del Milagro finalmente no se llevará a cabo este 15 de septiembre, como es habitual. Ni siquiera con un grupo minúsculo de personas, como lo habían organizado desde el arzobispado de Salta.

"Todo nos indica que las imágenes no van a salir", dijo arzobispo Mario Cargnello, de Salta, al confirmar la suspensión definitiva de la procesión.

“Ante la decisión prudente de parte del Gobierno, de invitarnos a quedarnos en nuestras casas y de la invitación de que cerraremos nuestro templo, hemos hecho caso”, planteó el prelado.

En vísperas de las celebraciones que habitualmente congregan cada 25 de septiembre a los devotos de Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás, el obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Hugo Norberto Santiago, anticipó: “Como es lógico, nosotros tenemos que atenernos a las normas de las autoridades, igual que todo el mundo”.

El prelado recordó que el lema de este año es “María, Madre del pueblo, esperanza nuestra” y que las actividades se desarrollarán de manera virtual.

Fuente: VR