ISLAMICOS. MUCHO MAS QUE LA AUSENCIA DE GUERRA

La paz, en el centro de la fe islámica

El Islam es una religión enteramente pacífica. La palabra Islam viene de “Silm”, que significa paz. La violencia no tiene nada que ver con el Corán.
Comparte

El Islam es una religión de paz en todo el sentido de la palabra. De hecho, la raíz de la palabra Islam es ‘Silm’, la cual significa ‘Paz’. Por lo tanto, el espíritu del Islam es el espíritu de la paz.

La primera aleya del Corán emana el espíritu de la paz. En éste se lee: “En el nombre de Allah, el más Misericordioso, el más Compasivo”, repitiéndose en el Corán no menos de 113 veces. Esto demuestra la gran importancia que el Islam le confiere a valores tales como la misericordia y la compasión.

Incluso, según el Corán, uno de los nombres de Dios (Allah en árabe) es As-Salam, que significa Paz/Pacificador. Más aún, sostiene que el Profeta Muhammad, fue enviado al mundo como una misericordia para la humanidad (21:107). Haciendo una lectura de este libro, se puede evidenciar que muchos de sus versículos (y también la Sunnah o Tradición Profética) están basados en la paz y la bondad, ya sea directa o indirectamente.

La sociedad ideal, de acuerdo con el Corán, es Dar As-Salam, es decir, la casa de paz (10:25). El Libro presenta al universo como un modelo, el cual está caracterizado por la armonía y la paz (36:40).

Cuando Dios creó el cielo y la tierra, también ordenó a las cosas que cada parte debe realizar su función pacíficamente, sin chocarse con ninguna otra. Dios dice: “No le es posible al Sol alterar su curso [apareciendo de noche] y así alcanzar a la Luna, ni la noche puede adelantarse al día; todos los astros circulan por sus órbitas” (36:40). Y por millones de años el universo entero ha estado cumpliendo su función con total armonía con su plan divino.

De acuerdo con el Islam, la paz no es simplemente la ausencia de guerra. La paz abre las puertas a toda clase de oportunidades que están presentes en una situación determinada. Es sólo en una situación de paz que las actividades planeadas son posibles. Es por esta razón que Allah dice: “Y si llegan a un acuerdo es lo mejor” (4:128). Igualmente, el Profeta Muhammad afirmó: “Allah concede a la gentileza lo que no concede a la violencia”.

Los musulmanes en todos los lugares del mundo rogamos a Dios El Altísimo que guié a la humanidad hacia la paz, la justicia y el respeto entre los pueblos, a la cordura y la conciencia en los momentos de discordia y enemistad. Al respeto a la vida, a la libertad de fe y de conciencia, a la convivencia justa sin opresión. La misión de todos los Profetas, desde Noé, Abraham, Moisés, Jesús y Muhammad era una y la misma: crear una religión monoteísta, adorar solamente a un único Dios.

Por eso, los hechos y actos de los que hoy en día somos testigos constituyen una lamentable derivación de la injusticia y la falta de idoneidad de los dirigentes y responsables de la seguridad de los pueblos, quienes toman a la ligera los derechos de las personas. De las mujeres, niños y ancianos a quienes con sus crímenes desprecian impunemente, comportándose al margen de la legalidad internacional y de la búsqueda de la tan anhelada paz que todo ser humano coherente busca.

No es de extrañarse que el Profeta Muhammad solía implorar a su Señor muy sinceramente en sus oraciones diarias diciendo: “Oh Dios, Tú Eres la fuente original de paz; de Ti proviene toda paz y a Ti retorna toda paz. Por eso, Haznos vivir con paz; y Permítenos entrar en el Paraíso: la Casa de Paz. Bendito Seas, Señor nuestro, a Quien pertenece toda la Majestad y el Honor”.

Dios es el Soberano de todo, no hay soberano verdadero excepto Él. Dijo el Altísimo: “A Allah pertenece el reino de los cielos y la Tierra, y todo lo que existe entre ellos; y Él tiene poder sobre todas las cosas” (Corán 3:120).

Él tiene el control de todo, no hay nadie que tenga el control absoluto y completo excepto El. Dijo Dios: “Él es Quien decreta todos los asuntos de los cielos y la Tierra” (32:5). En cambio, el control del ser humano sobre sus asuntos, su vida y su forma de organizarla está limitado a lo que posee y puede realizar, y este control puede tener buenos resultados o puede fracasar; pero el control del Creador es completo, nada queda por fuera de lo que Él ordena y nada ni nadie lo puede impedir.

• Centro Islámico de Argentina

EID AL FITR

El desayuno fue una fiesta


En la sede del Centro Islámico de la República Argentina, en el barrio porteño de San Cristóbal, se celebró el 29 de julio la “Fiesta del Desayuno” o Eid Al Fitr que marca la culminación del sagrado Mes de Ramadán. En la ocasión, la comunidad expresó su dolor por la situación que viven los musulmanes en Medio Oriente, especialmente en Palestina. Casi a diario, el Papa pide rezar por la paz en esa región.

FIRAS ALSAYED