ISLAMICOS. APELACIÓN AL PRINCIPIO DE NO DAÑARSE NI DAÑAR.

La severa advertencia del Corán sobre las drogas

Por: Firas Elsayer (Centro Islamico de la Rep Arg)

El libro sagrado del Islam se refiere a “las sustancias embriagantes” como “un mal abominable” y “obra de Satanás”, por lo que insta a apartarse de ellas, así como también de los juegos de azar.
Comparte

En las últimas décadas, el consumo de drogas se ha acrecentado y expandido en muchas sociedades como la nuestra. Una de las razones, como se sabe, reside en el hecho de estar incentivado por personalidades públicas que declaran abiertamente su gusto por los estupefacientes. Como una triste consecuencia, parte de la juventud lo identifica como una manifestación de la libertad y una forma de disfrutar la vida, por lo que va entregándose paulatinamente a costumbres de tremendo deterioro moral, psíquico y físico.

Hoy en día existen nuevos modelos para la sociedad que distan enormemente de los buenos ejemplos de hombres y mujeres piadosos que nos precedieron, como los Mensajeros y sus seguidores.

Sin la participación activa de la sociedad en todos sus estamentos, será imposible llegar a una solución plausible en el corto y en el mediano plazos, que acabe con uno de los problemas que más interesa y preocupa a la sociedad argentina.
La práctica del Islam, el Din, como forma de vida conforme al ejemplo del Profeta Muhammad, enseña el camino correcto para el desarrollo armónico de hombres y mujeres, de modo de disfrutar la existencia y crear una sociedad sana y justa.

Dice el Corán: «¡Oh vosotros que creéis! Las sustancias embriagantes, los juegos de azar, los sacrificios a los ídolos y las f lechas adivinatorias son un mal abominable obra de Satanás; apartaos totalmente de ello para que podáis prosperar.» (Al-Maidah, “La Mesa”, 5:90).

Las drogas conllevan todo esto:

–Representan una amenaza para la familia, que como todos sabemos es la base fundamental de la sociedad.

–Amenazan también la seguridad, por la aparición y el consecuente desarrollo de las organizaciones mafiosas de producción, tráfico y distribución de esas sustancias que elaboran.

–No respetan edad, sexo, color, nacionalidad, condición social o nivel educativo.

Muchos especialistas se encargan de señalar que la prevención de la toxicomanía (el consumo de drogas y la dependencia patológica de éstas) es un proceso educativo integral dirigido a enfrentar un problema que siempre ha existido y seguirá existiendo, como lo es el abuso de las drogas, el alcohol y otros embriagantes.

La solución depende de una política abierta y dura del Estado para acabar con esta calamidad que azota cada día más a la población. Y también de una cooperación conjunta de todos los integrantes de la sociedad, ya que este flagelo se ha convertido en uno de los grandes dramas de la actualidad.

La mente humana, claro está, es una joya invaluable. No hay duda de esto. Los hombres sabios y prudentes extreman medidas para proteger y desarrollar la mente y la razón por temor a que degenere o se pierda, pues reconocen su vital importancia para la supervivencia de la raza humana. Esto implica, siempre, un gran desafío que es necesario afrontar.
El Profeta Muhammad dijo: “No os causéis daño ni a los demás”. La debilidad en la fe, la carencia de principios, la pérdida de valores y las compañías inconvenientes, entre otras cosas, son algunos de los males que suelen conducir a ese nocivo camino.

En estos tiempos, muchos jóvenes están expuestos a males más profundos y graves que hace algunos años. Por eso la lucha contra las drogas requiere con urgencia de un mayor compromiso, sumado al sinceramiento de la sociedad y, por supuesto, a los buenos ejemplos. Incluso exponiendo la realidad sin jactarse burlonamente de lo que significa.

BAJO UN MISMO CIELO

Aportes para la convivencia

“Franciscus. Una razón para vivir”, el musical del escritor y poeta alejandro Roemmers, fue presentado en la Feria del Libro de Buenos aires por un panel formado por el licenciado amado abu arab El Jatip, prosecretario del CIRA; Alejandro Vaccaro, presidente de la Sociedad argentina de Escritores; el padre adrián Santarelli y la escritora Vila Osella.

Los panelistas resignificaron la importancia de San Francisco de asís en el diálogo interreligioso y coincidieron en resaltar que el actual Papa continúa con el mensaje de paz y apertura a una convivencia entre todos los credos.
El referente islámico reconoció, además, que Buenos aires es una ciudad que ofrece espacios para llevar a cabo ese diálogo.