Miércoles 24.04.2019

ELEGIDO “EL MEJOR MAESTRO DEL MUNDO

La tierna historia del fraile que recibió el “Nobel” de Educación

Por: María Montero

Peter Tabichi perdió a su mamá a los 11 años y fue criado por su padre con sus seis hermanos. Inspirado por su fe, obtuvo sorprendentes resultados en una humilde escuela de Kenia.
Comparte

Cuando Peter Tabichi escuchó por los parlantes su nombre no lo podía creer. Con los brazos en el cielo y una inmensa sonrisa agradeció a Dios, a su padre, a lo que se mira, en el público y a sus consultas en África: Ha sido elegido el "mejor maestro del mundo". El Premio Global de Maestros está considerado el Premio Nobel de Educación y el Franciscano, de 36 años, había logrado el galardón tras la competencia con diez mil profesores, de 179 países.

Su amor por la docencia comenzó en su infancia por su padre, también maestro como sus tíos y primos. Después de que su madre murió cuando él apenas tenía 11 años, fue su papá quien alimentó y educó a cada uno de sus siete hermanos. Y fue también él quien inició en el envío de la fe.

A pesar de que Kenia, de donde es oriundo el religioso, es uno de los países más avanzados de África, sus habitantes tienen un bajísimo nivel de vida. Mucho más en las zonas semiáridas del interior, como Pwani Village, en el condado de Nakuru, en la parte del valle de Rift, donde precisamente da clases Tabichi. Allí, unas 17 millones de personas están por debajo del umbral de la pobreza. El 95% de sus alumnos provienen de esas familias que son además de diversas religiones y culturas. Un tercio de sus estudiantes son huérfanos o con un solo padre a causa del SIDA, las drogas o el suicidio y muchos no tienen casa. Como parte de una orden religiosa tiene las necesidades básicas cubiertas.Gracias a ello, el 80% de su sueldo mensual, alrededor de 400 dólares, para paliar las necesidades de los niños más desamparados.

Muchos de sus estudiantes llegan, sin embargo, por eso instaló una cocina en la escuela e incluye en la enseñanza métodos alternativos de cultivo para resistir la secuencia y la paleta de la hambruna, tan habitual en la región.

Ante este panorama, es difícil estudiar. De ahí que uno de sus grandes logros sea la reducción de la deserción escolar. A tal punto que en tres años el crecimiento de la inscripción pasó de 200 a 480 alumnos. También se redujeron los casos de indisciplina, que de 30 por semana pasaron a sólo tres. Claro que estos resultados no se obtuvieron solamente por su trabajo en el aula.Día mixto de Keriko, junto con cuatro colegas, visita a los hogares de los niños bajo el rendimiento para clases particulares fuera del horario escolar y durante los fines de semana. Esto le permite conocer la primera mano la realidad que atraviesa a ellos y sus familias, y los desafíos a los que se encuentran a menudo.

También impulsó la creación de un "club de la paz" que anima a los estudiantes a debate y plantar árboles juntos, con el objetivo de asegurar la convivencia entre los grupos étnicos presentes en la escuela, especialmente tras la violencia post electoral que Siguió a las elecciones de 2007 en Kenia.

Otra de las situaciones más duraderas es que deben afrontar las mujeres. No es lo mismo que niño, niña, en cuanto a derechos y oportunidades, porque su Constitución incorpora numerosas leyes discriminatorias, especialmente a nivel educativo, sanitario y económico. El porcentaje de embarazos adolescentes es muy alto y si bien la práctica de la ablación femenina está en muchos lugares de África, todavía hay zonas, especialmente en el campo, que se sigue realizando.

Muchas personas también han tenido que aprender. Ellos tienen la responsabilidad de ocuparse de sus hermanos tras la muerte de sus padres o madres, un suceso recurrente en la zona. Preocupado por esta realidad, el docente ha logrado sin embargo, estas mujeres tan solo tienen mejores resultados académicos que los varones. Un caso ejemplar es el de Esther, un de sus estudiantes con grandes carencias, un grupo de compañeros inventó un dispositivo que permite a las personas ciegas medir los objetos. Con esta iniciativa obtuvimos el primer puesto en la Feria de Ciencias e Ingeniería de Kenia y ahora representamos al país en INTEL 2019, la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería de Arizona, en Estados Unidos.

Los jóvenes de África ya no se verán detenidos por las bajas expectativas que pesan sobre ellos –decía en esa oportunidad Tabichi-. África producirá, ingenieros, empresarios, nombres, empresas, días, todos los rincones del mundo y las niñas, gran parte de esta historia ”. A pesar de las carencias en el equipamiento de la escuela, donde se encuentran una sola computadora, la secretaría y los alumnos, Tabichi para ampliar un club de ciencias y de fomento del talento para ayudar a sus estudiantes y proyectos de investigación, de los ¿Cuál es el 60% para las competencias nacionales frente a los mejores colegios del país?

Su trabajo fue vital también para que más chicos siguieran luego estudios superiores. En 2017, sólo 16 de los 59 estudiantes ingresaron a institutos terciarios, mientras que el año pasado, 26 jóvenes fueron a la universidad. El secreto de toda esta transformación está encuadrado desde su carisma franciscano: la opción de los pobres con un estilo de sencillez y alegría que hace que sus estudiantes se responsabilicen. Su fe se asienta en la esperanza de que todos puedan lograr lo que se dice si tienen oportunidades.

Esta fue una de las tantas particularidades que señalaron como elegidos para este premio que otorgaremos un millón de dólares para ser usados ​​en la comunidad en materia educativa. La iniciativa de la Fundación Varkey, de Londres, busca resaltar la importancia de los educadores en todo el mundo, a fin de reconocer sus esfuerzos. Entre los últimos diez finalistas de este año, se publican por primera vez un argentino, Martín Salvetti, de la escuela técnica N ° 5 de Temperley, se compite con su proyecto de una radio escolar armada y operada por los alumnos, como forma de evitar Que dejaran la escuela. Fue también la primera vez que se distinguió docentes de África y Argentina, países que nunca han sido incluidos en las cinco ediciones anteriores del Global Teacher Prize.

La ceremonia estuvo en un cargamento del reconocido actor Hugh Jackman en el centro de convenciones del Hotel Atlantis, una obra que se levanta en Palm Jumeirah, la isla artificial de Dubai, el lugar más turístico y el ostentoso de los sitios de Emiratos Árabes Unidos. Casi la otra cara de África. Y para recibir, Tabichi tuvo que subirse a un avión por primera vez en su vida. En su discurso de agradecimiento ante 40 ministros de educación, 7 ex presidentes, 200 medios de comunicación y más 2200 inscripciones, el fraile, vestido con el característico hábito franciscano, tuvo en cuenta el contraste: “Estoy aquí para lo que logré mis alumnos y mis este premio les da una oportunidad; "