Historia ligada a los jesuitas

La Universidad del Salvador celebra el 65° aniversario de su fundación

El acto académico para celebrar poder seguir brindando "ciencia a la mente y virtud al corazón" se llevará a cabo el miércoles 17 de noviembre y será transmitido por el canal de YouTube de la USAL. Intervendrá su rector, Carlos I. Salvadores de Arzuaga.
Comparte

La Universidad del Salvador (USAL) celebrará sus 65 años de existencia, brindando "ciencia a la mente y virtud al corazón", con un acto académico previsto para el miércoles 17 de noviembre próximo, a las 11, y transmitido a través del canal de YouTube institucional https://www.youtube.com/channel/UC6qWMacIpWpdHGHwebgyyjw.

El programa del acto académico comenzará entonando el Himno Nacional Argentino, la proyección de un primer video institucional y la presentación de la Orquesta Sinfónica de la Universidad del Salvador.

Tras las palabras el rector de la USAL, doctor Carlos I. Salvadores de Arzuaga, hablarán un alumno, un graduado y un docente, y se prevé la proyección de un segundo video institucional. También dirigirá unas palabras el presidente de la Asociación Civil Universidad del Salvador, doctor Fernando Lucero Schmidt. 

Historia de Ciencia y Fe
El 2 de mayo de 1956 se firmó el Acta de Fundación de la Universidad del Salvador, nombrando al padre Ismael Quiles SJ como su vicedirector, siendo la máxima autoridad de las Facultades Universitarias del Salvador. Allí se dejaba por escrito el propósito que animaba su creación y que actualmente permanece vigente.

La Universidad tiene como premisas "promover los estudios en las disciplinas científicas y humanistas en el más elevado nivel posible, desarrollar en forma armónica e integral dentro del concepto humanista cristiano la personalidad del estudiante por la docencia superior, fijando al efecto los respectivos cursos, los que comprenderán no solamente la enseñanza de los principios que conciernen a las asignaturas correspondientes, sino también a los organismos de investigación que se estime necesario crear como mejor complemento de las mismas".

Así, hace 65 años se crearon las Facultades de Filosofía y se designó decano al padre Ismael Quiles SJ; la de Historia y Letras, cuyo decano fue el padre Avelino Ignacio Gómez Ferreyra S J; de Psicología, con la designación como decano del padre. Juan Rodríguez Leonardo SJ y los Institutos de Ciencias Políticas y Sociales, que designó su director al doctor Juan Pichon-Riviere y de Psicopedagogía, cuyo primer director fue el padre Ubén Gerardo Arancibia SJ.

La historia de la fundación de la Universidad se remonta a la creación del Instituto Superior de Filosofía del Salvador el 8 de junio de 1944, ante un pedido insistente de muchos profesionales que veían incompleta su formación humana y aun científica, y deseaban tener, sobre todo una visión científica, crítica y cristiana de su responsabilidad como católicos en la sociedad. A su pedido, los Profesores del Colegio Máximo de San Miguel organizaron una serie de cursos en orden a dictar la Licenciatura, con un programa intenso, que comprendía las disciplinas de la Filosofía, con exigencia de asistencia y tesis. Así, el Instituto abarcó las Licenciaturas de Filosofía y Teología.

A fin de acentuar su carácter universitario, el Instituto toma el nombre de Facultad de Filosofía del Salvador, el 30 de abril de 1954; entre los años 1955 y 1957 se forman los Institutos de Filosofía, de Psicología y de Ciencias Políticas, a los que se agregaron, ya como Facultades, Historia y Letras, Ciencias Jurídicas y Medicina.

A ello, siguió el reconocimiento, por parte del Estado, de las Universidades Privadas, en 1958, y el reconocimiento oficial de la Universidad del Salvador, el 8 de mayo del mismo año, durante la gestión del P. José A. Sojo. Este fue sucedido en la organización de la misma y también como rector del Colegio del Salvador, por el padre Eduardo Troncoso SJ. El 15 de mayo de ese año se reunió, por primera vez, el Consejo Superior. La nómina de consejeros estaba formada por los decanos y un delegado de cada Instituto, a saber: los decanos padres Quiles, Rodríguez Leonardi, Gómez Ferreyra y el Benvenuto; los delegados, presbítero Biturro y doctores Zuretti, Alcorta, Vasena y Berenguer Carisomo.

En la decimotercera reunión del Consejo Superior, el 19 de septiembre de 1958, se estudió y se expuso la finalidad esencial y específica de la Universidad del Salvador: "La formación integral, humanista, científica, artística, con las especialidades técnicas de ellas derivadas", lo que implica la investigación científica, la docencia superior y la formación de investigadores, docentes y profesionales.

En la primera sesión de 1959 se hizo público que, con fecha 8 de febrero de ese año, el General de la Compañía de Jesús, padre Juan Bautista Janssens SJ, había nombrado al padre Ernesto Dann Obregón SJ, rector académico de la Universidad.

Por Decreto del 24 de septiembre de 1959, el Poder Ejecutivo concedió la personería jurídica a la Asociación Institutos Universitarios del Salvador, constituida el 9 de marzo de ese mismo año. El 8 de diciembre, el Presidente de la República, Dr. Arturo Frondizi, aprobó los Estatutos, Planes y Programas de Estudio, y la autorizó para funcionar dentro del régimen de la Ley 14.557 y para expedir títulos y diplomas académicos.

En abril de 1960, el padre Dann Obregón SJ declara abiertos, por primera vez, los cursos de la Universidad del Salvador, con todos sus derechos para diplomar oficialmente a sus alumnos. Estos primeros cursos se iniciaron con la concurrencia de 982 alumnos en total: 77 en Filosofía; 262 en Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales, con la Escuela de Notariado; 132 en Medicina; 302 en Historia y Letras (en los Departamentos de Historia, Geografía, Literatura y Lenguas Modernas); 58 en Psicología; 63 en Ciencia Política , y 90 en Psicopedagogía.

En el transcurso de 1974 la Universidad vive el proceso que va a culminar en el desligue, cuando la Compañía de Jesús confía su conducción a los laicos de la Asociación Civil. Cuando el padre Jorge Bergoglio SJ, entonces Provincial de la Argentina, anuncia la necesidad del desligue, explicita la voluntad de misión y de servicio que lo inspira: “...la Iglesia va especificando las tareas sacerdotales ante las necesidades concretas del pueblo de Dios (...), y porque la Compañía cree en la Iglesia, cree en los laicos, cree que debe retirarse a tiempo para el crecimiento del Reino de Dios (...) que nos indica otro camino para el servicio; dejando esta obra en manos de quienes ya pueden llevarla satisfactoriamente.” (26 de junio de 1974).

El padre provincial apela a que “los laicos del Consejo Superior acepten la conducción ‘pleno iure’ de la Universidad del Salvador (...)No estoy haciendo una propuesta a empresarios; estoy haciendo un pedido de servicio eclesial a laicos en fe”.

En ese momento del desligue, cuando la Universidad, a través del Consejo de Laicos, manifiesta la intensa necesidad de preservar su identidad, el padre Bergoglio le presenta el Documento Historia y Cambio, en el que quedan delineados los puntos en los que la Nueva Universidad del Salvador deberá apoyarse para ser fiel a sí misma, para rescatar su “continuidad en el espíritu jesuítico: lucha contra el ateísmo, avance mediante el retorno a las fuentes, universalismo a través de las diferencias”. Estos tres principios rectores orientarán la espiritualidad y la misión de la Universidad del Salvador hasta el presente.

Fuente: USAL