OPINION - AUTOR: DANIEL GOLDMAN

Lo argentino y lo hebreo: otra mirada

Por: Daniel Goldman

“Pensar lo judío”, un valioso libro con ponencias de pensadores sobre la identidad judía en el país.
Comparte

Finalizando el año 2009, la Universidad Libre de Estudios Judaicos de la Argentina organizó un simposio vinculado con una idea enriquecedora y novedosa: Pensar lo judío en la Argentina del siglo XXI. El evento congregó a un público muy interesante para escuchar y debatir con intelectuales y
académicos de un arco plural de pensamiento.
El principio de la vida judía y de su tradición en su sentido más profundo requiere que sus actores y participantes puedan reflexionar sobre sí mismos con un impulso desafiante, resignificando los valores que se ponen en práctica, analizando las tensiones que el pensamiento genera e interpelando
las paradojas que la identidad presenta en cada generación y en cada latitud.
En el congreso participó Santiago Kovadloff, que en su ponencia “Configuraciones del judaísmo”, meditó sobre la significación de Israel y la pluralidad de configuraciones socioculturales de lo judío. El investigador Alejandro Kaufman, profesor de la UBA, se refirió al colectivo social judío argentino
en su ponencia “Crisol de razas y divergencia”, y el doctor en historia y docente de la Universidad de Tel Aviv, Raanan Rein, analizó la relación de la comunidad judío argentina con el peronismo. Por su parte, el escritor Abrasha Rotenberg puso en perspectiva el judaísmo argentino desde la mirada
de un exiliado. El filósofo Ricardo Forster aportó un mensaje desde el iluminismo hebreo y el rabino Felipe Yafe habló sobre “secularismo y religiosidad en el judío argentino contemporáneo”.
Como producto del simposio, se encuentra en todas las librerías del país “Pensar lo judío”, editado por Capital Intelectual y compilado, entre otros, por el historiador Alejandro Dujovne y el filósofo Dario Sztajnszrajber. Escrito con un lenguaje riguroso, claro y ameno, cada uno de los tópicos articulan conceptos históricos, filosóficos, religiosos, sociológicos y políticos para que el lector pueda analizar las temáticas y las expresiones que
resultan tan apasionantes, controvertidas y actuales. Vale la pena leerlo.