Miércoles 22.05.2019

tras recibir la carta firmada por macri

Los evangélicos también adhieren a la mesa de diálogo

Aciera y Faie, que agrupan a la mayoría de las iglesias evangélicas, ven positivo el intento de consenso aunque opinan que debería ser más amplio que los 10 puntos del acuerdo propuesto. En los próximos días harán llegar sus aportes.
Comparte

Los cultos evangélicos expresaron este martes su adhesión al diálogo convocado por el gobierno nacional y sostuvieron la necesidad de que los distintos sectores puedan llegar a "acuerdos que lleven tranquilidad a los argentinos".

"La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) ve positiva la invitación del gobierno nacional de comenzar a establecer políticas de estado, por medio de acuerdos que lleven tranquilidad a los argentinos, tal como hace mucho tiempo venimos sosteniendo. Creemos que se debe avanzar en consensos sobre los 10 puntos y en otros temas claves que no aparecen mencionados dentro de la propuesta recibida", señaló el consejo directivo de la entidad en un comunicado.

Tras recibir el lunes la carta firmada por el presidente Mauricio Macri convocándolos al acuerdo, desde Aciera consideraron de "vital importancia que el gobierno convoque a una mesa amplia para acordar la construcción e implementación de esos temas".

"Adherimos a esta iniciativa creyendo que la misma puede dar señales claras principalmente hacia el exterior y que nos aseguren como país un desarrollo integral y en paz para los próximos años", indicó la alianza de iglesias -que preside el pastor Rubén Proietti- y señaló que en los próximos días harán llegar al gobierno sus "aportes".

Por su parte, el presidente de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (Faie) -otra de las organizaciones convocadas-, el pastor Néstor Míguez, destacó el hecho de que el gobierno "reconoce que necesita consensos y acuerdos para continuar la tarea, algo que no siempre había reconocido hasta ahora" y remarcó asimismo como "positivo" que los hayan invitado, lo que implica un "reconocimiento y respeto hacia la minoría evangélica y una comprensión de la diversidad religiosa".

En declaraciones a Télam, Míguez anticipó que se hará una consulta a las 25 iglesias evangélicas que integran la federación en todo el país y que la semana próxima habrá una respuesta oficial a la convocatoria que recibieron de parte del gobierno nacional.

"En cuanto a los 10 puntos, hay temas muy técnicos en los que habrá posturas disímiles y no una mirada única, aunque siempre con una mirada ética del sistema económico", indicó Míguez, quien aclaró que hablaba "a título personal".

"Estamos de acuerdo en que hay que dialogar, pero el centro de todo proyecto debe ser siempre la dignidad de los habitantes; en especial de los más vulnerables, los niños y los ancianos", agregó.

Ante los temas propuestos por el gobierno, el pastor evangélico dijo que "preguntaría al gobierno si la prioridad son el pueblo y los pobres, o la deuda externa; y si las reformas laboral y previsional previstas son para mejorar las condiciones de los trabajadores, teniendo en cuenta que experiencias anteriores han ido en su desmedro".


Fuente: Télam