EL ARTE DE GOBERNAR

Los “manuales” medievales para los príncipes

Comparte

En la literatura islámica se considera la obra “Kalila ua dimna” de Ibn al-Muqaffa (720-757) como la primera del género conocido como instrucción o espejo de príncipes. En el siglo XI, el género alcanzará el apogeo con cuatro trabajos y autores considerados paradigmáticos: “Las ordenanzas del gobierno” de al-Mauardi (972-1058), “Espejo de príncipes” de Kaikavús (m. 1087), “El libro de gobierno” de Nizam al-Mulk (1018-1092), y “Consejo para los reyes” de al-Gazali (1058-1111). En el siglo XII, el sultán Saladino encargará al erudito sirio Abd al Rahmán al-Shayzari la redacción de la obra “El método más ajustado para la política de los reyes”.

Pero el “Memorial” de al-Haraui es el que enfatiza en grado sumo la necesidad de que los gobernantes desarrollen su gestión teniendo como modelos ejemplos edificantes, priorizando la justicia y la equidad. También presenta como virtudes cardinales la prudencia, la reflexión, la evaluación previa y la racionalidad.