Miércoles 10.08.2022

Dudas sobre un Estado de derecho efectivo

Los obispos de Guatemala exigen respeto a la libertad de expresión

“Se termina atacando de facto la libertad de prensa en el país y se genera un ambiente de zozobra y miedo en los medios de comunicación”, expresó el episcopado guatemalteco en un comunicado, tras la detención de Rubén Zamora, director de El Periódico.
Comparte

La Conferencia Episcopal de Guatemala manifestó su preocupación ante los hechos ocurridos en torno al allanamiento de El Periódico y a la detención de su director, José Rubén Zamora Marroquín. Los prelados advirtieron en un comunicado que “independientemente de las razones argüidas por el representante de la Fiscalía Especial contra la impunidad (FECI), se termina atacando de facto la libertad de prensa en el país y se genera un ambiente de zozobra y miedo en los medios de comunicación social”.

El episcopado también denunció que el papel protagónico de la Fundación contra el Terrorismo en este, como en muchos casos anteriores, “confieren a esta fundación un papel hegemónico en los procesos de administración de justicia”. Según los obispos, el Ministerio Público (MP) y el Organismo Judicial (OJ) quedan en condiciones de sometimiento y precariedad en lugar de la independencia e imparcialidad que por ley debieran tener y defender.

“Los autoproclamados argumentos de justicia y de imperio de la ley son percibidos por muchos ciudadanos y profesionales del Derecho más motivados por un espíritu de venganza que como actos imparciales de administración de justicia. Por ello, actuaciones como las ocurridas en la tarde del viernes - se lee en la nota - siembran dudas sobre hasta dónde seguimos contando con un Estado de derecho efectivo en el país”.

La CEG recuerda que luchar por el bien común, respetar la democracia y defender el Estado de derecho constituyen prioridades para el Estado de Guatemala en sus distintos organismos: Judicial, Legislativo y Ejecutivo. En especial, advierte que cuando, en el pasado, estos criterios se perdieron llevaron a “tiempos funestos de las dictaduras”. Por último, los obispos afirman que la libertad de expresión y la libertad de prensa constituyen principios básicos de un sistema democrático.

Hasta el momento, el periodista Rubén Zamora, quién ha develado numerosos casos de corrupción en diversos gobiernos, continúa detenido. El fundador de “El Periódico” en 1996 y reconocido con premios internacionales, es acusado por la Fiscalía de los delitos de lavado de dinero, chantaje, tráfico de influencias y conspiración para el lavado de dinero.

Fuente: Vatican News