venezuela

Los obispos hablan de "bochorno" y se reúnen con Guaidó

Es "un duro golpe a la institucionalidad del Estado", dijeron sobre el bloqueo al Congreso. Exhortaron a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a ponerse "del lado verdadero de la Constitución”. Reunión con el presidente interino y sus diputados.
Comparte

Los obispos venezolanos reunidos en su 113 Asamblea Plenaria emitieron un comunicado este miércoles 8 de enero rechazando los hechos que tuvieron lugar el domingo, cuando en las elecciones programadas se impidió el ingreso al Palacio Legislativo de la Asamblea Nacional elegida por el pueblo venezolano en el año 2015, con Juan Guaidó a la cabeza, debiendo ésta elegir a su Directiva legítima fuera del Hemiciclo del Palacio Legislativo, más precisamente en la sede de un periódico.

Los prelados tacharon lo sucedido como un “hecho bochornoso” que “ha vuelto a sembrar en el ánimo de los venezolanos motivos para la desesperanza y un mayor sentido de indefensión”. En efecto, dieron la vuelta al mundo las imágenes del presidente de la AN, Guaidó, tratando de saltar una cerca el domingo 5 para romper el bloqueo de las fuerzas de la Guardia Nacional Bolivariana para sesionar en el palacio legislativo.

El martes 7, tal como precisan los obispos en el comunicado, “el pueblo venezolano fue testigo de un nuevo abuso de poder, cuando órganos militares, conjuntamente con grupos civiles afectos al gobierno, trataron de impedir la entrada de los diputados legítimamente elegidos por el pueblo a los recintos de la Asamblea Nacional para cumplir con su trabajo legislativo, lo que implica un secuestro más de una institución democrática”.

El presidente electo por cien votos, junto con el primer y segundo vice, y un grupo de diputados, lograron hacer su ingreso en el Hemiciclo e instalar la asamblea, en medio de un corte de luz en el Palacio Legislativo, y después de que el presidente elegido por diputados chavistas,– sin mayoría de votos – abandonara el lugar minutos antes.

Ante estos hechos, los prelados hicieron una serie de señalaciones. En primer lugar afirmaron que los hechos son una “nueva manifestación de la ideología totalitaria de quienes detentan el poder político” que ha “promovido y amparado el desconocimiento de la autonomía de la legítima Asamblea Nacional”, a la vez que “pretenden reconocer una directiva elegida írritamente contra toda legalidad constitucional”.

Seguidamente lamentan que un grupo de parlamentarios de la oposición “se haya prestado para ello”: “No conocemos los intereses ocultos que pueda haber detrás de sus acciones – escriben-. Se trata de un duro golpe a la institucionalidad del Estado. Hoy todo se dirige al poder, a posesionarse, a cubrir espacios y no a generar procesos en bien de la sociedad”.

A miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que actuaron con signos de violencia en contra de algunos diputados, los prelados exhortan en el nombre de Dios, a ponerse “del lado verdadero de la Constitución”, y “del pueblo al que pertenecen y juraron defender”.

Además manifiestan su rechazo explícito a lo ocurrido, y como ciudadanos venezolanos que prestan servicio pastoral al pueblo exigen que “sea respetada la legitimidad de la Asamblea Nacional”:  “Es ella, la que aplicando lo estipulado en su normativa y procedimientos legales, elige su Directiva y a los miembros de sus comisiones. Por los eventos ocurridos, en esta oportunidad tuvo que elegir a su Directiva legítima fuera del Hemiciclo del Palacio Legislativo”.

Una vez más piden que “se actúe mirando el bien común del pueblo, golpeado por una profunda crisis que manifiesta el menosprecio a su dignidad, respetando a la vez la Constitución y sus principios democráticos”. Y por último, a quienes han sido los "protagonistas de los bochornosos hechos que atropellan la convivencia y paz ciudadanas”, solicitan “que rectifiquen y se dejen guiar por los principios éticos y su recta conciencia”.

Reunión con Guaidó 

El miércoles, antes de emitir el comunicado, parte de la Conferencia Episcopal Venezolana se reunió con el presidente interino Juan Guaidó, quien estuvo acompañado de otros diputados, para tratar la situación de emergencia que vive Venezuela.

"Sostuvimos un encuentro con la Conferencia Episcopal Venezolana. La situación de emergencia de nuestro país, así como la necesidad de avanzar en propuestas y soluciones, es una causa que nos vincula a todos los venezolanos. Estamos escuchando y trabajando con todos los sectores.”, escribió Guaidó en Twitter.

En el encuentro también estuvieron presentes Carlos Berrizbeitia, segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, el secretario, Angelo Palmieri y José Luis Cartaya, subsecretario.

Por parte de la Iglesia estuvieron presentes el cardenal Baltazar Porras, el arzobispo José Luis Azuaje Ayala, el obispo Mario Moronta Rodríguez y el sacerdote Francisco José Virtuoso.


Fuente: Vatican News / El Nacional