Los programas sociales de AMIA en pandemia fueron evaluados por la UCA

AMIA y el Observatorio de la Deuda Social analizaron el impacto de la pandemia en los hogares atendidos por el Servicio Social de la institución
Comparte

. “El impacto de la pandemia Covid-19 sobre las condiciones de vida de los hogares atendidos por el servicio social de AMIA. Un enfoque multidimensional” es el nombre del informe que el Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la Universidad Católica Argentina (ODSA-UCA), elaboró para dar cuenta de la situación de la población que está siendo atendida por el Servicio Social de la institución de la comunidad judía.

Con autoría del investigador Juan Ignacio Bonfiglio, y la coordinación a cargo de Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social Argentina, el estudio se desarrolló sobre la base de cinco dimensiones: la vivienda, el acceso a la salud, la educación, el empleo y la seguridad alimentaria para la población estudiada. El relevamiento de los datos estuvo a cargo del equipo de Programas Sociales de la AMIA.

Entre otras conclusiones, del informe se desprende que, por la crisis generada por la emergencia sanitaria, el grupo de población más afectado fue el de los hogares con niños y adolescentes menores de 18 años, mientras que el impacto resultó menor en los hogares conformados exclusivamente por personas de 60 años y más, ya que cuentan con cobertura previsional y desde el inicio de la pandemia recibieron un refuerzo en sus prestaciones por haber sido consideradas grupo de riesgo.

En todos los casos, las familias con niños son las que experimentaron un mayor deterioro de su situación. De hecho, la pobreza por ingresos aumentó del 60% al 76% en estos hogares. Esto se explica por el fuerte incremento de la desocupación como consecuencia de la interrupción de las actividades, llegando a duplicar los niveles de marzo de 2020.

“El impacto de la pandemia sobre el mercado de trabajo tuvo un fuerte efecto sobre los hogares estudiados que se manifestó en un importante incremento de la tasa de desempleo tanto para los titulares como para el resto de los convivientes. La pérdida de cobertura de salud puede estar asociada tanto a este fenómeno como al abandono de la medicina prepaga en el marco de la pérdida de ingresos de los hogares”, se destaca en el informe.