FIESTA DEL MILAGRO DISTINTA POR LA PANDEMIA

Los salteños reciben al Señor y la Virgen del Milagro en los barrios

Las imágenes sagradas recorrieron durante cuatro horas la ciudad y la procesión central, que suele convocar al menos 800.000 personas, se realizó sin seguimiento de fieles. Duro mensaje del arzobispo Mario Cargnello al renovar el Pacto de Fidelidad.
Comparte

Los salteños vivieron este miércoles una Fiesta del Milagro distinta. La procesión en honor al Señor y la Virgen del Milagro, considerada una de las fiestas religiosas más convocantes del país se realizó este miércoles sin el seguimiento de fieles, con el fin de evitar la propagación de casos de coronavirus, mientras que las imágenes peregrinas recorrieron la ciudad de Salta durante 4 horas.

Al concluir la misa estacional, las imágenes peregrinas del Señor y la Virgen del Milagro partieron desde la catedral, en dos camionetas del Ejército, para recorrer 58 kilómetros por la ciudad de Salta. Esto se realizó para permitir a los vecinos que puedan saludar el paso de las imágenes sin la necesidad de participar de la procesión, que es uno de los eventos religiosos más convocantes del país, ya que cada año convoca al menos a 800 mil personas.

Poco antes del regreso de las imágenes peregrinas, que recibieron el saludo de miles de salteños a su paso, salieron del templo mayor de Salta las imágenes originales del Milagro, junto a la Cruz Procesional y a la Virgen de las Lágrimas, para iniciar el tradicional recorrido hacia el monumento 20 de Febrero, donde esta tarde se renovará el Pacto de Fidelidad.

El arzobispo de Salta, Mario Cargnello, tuvo un duro mensaje en la Renovación del Pacto: habló del aborto, la pobreza y la importancia de la educación de los niños.

Unas 400 personas estuvieron en la zona del parque 20 de febrero, donde se realizó la Renovación del Pacto. “Señor del Milagro: qué lindo es poder estar delante de tu imagen bendita y descubrir en ti, de la mano de nuestra Señora del Milagro, la luz que alumbra las tinieblas de nuestra vida y de nuestra historia”, fueron algunas de las palabras pronunciadas por Cargnello.

Este Milagro se vive en medio de una pandemia. Es por eso que se realizaron dos procesiones: la tradicional en el centro y una mucho más emotiva en los barrios, donde las imágenes peregrinas recibieron el cariño de todos los vecinos a su paso.

La Procesión central comenzó a las 15, con la salida de las cuatro imágenes: la Cruz Mayor, la Virgen de las Lágrimas, la Virgen del Milagro y el Señor del Milagro a la explanada de la catedral basílica.

A las 16 comenzó el recorrido tradicional por calle España, doblando por Zuviría hasta avenida Belgrano, para desplazarse hasta llegar a Sarmiento y, finalmente, desde allí al monumento 20 de Febrero. Este recorrido se realizó sin acompañamiento de fieles ni autoridades.

Luego de renovar el Pacto de Fidelidad en el Monumento 20 de Febrero, las imágenes del Señor y la Virgen regresaron a la catedral basílica.

Fuente: El Tribuno