Evangelicos

Más de un siglo por un mundo mejor

La institución brinda en el país y el mundo servicios culturales, educativos y deportivos a la juventud desde los valores cristianos con espíritu ecuménico.
Comparte

Mientras cientos de jóvenes se dedican al alcohol y al juego para evadirse de una realidad desoladora, un muchacho evangélico de 24 años, lejos de su familia, soporta jornadas de 12 horas de trabajo diarias como empleado en una fábrica de telas y comparte un cuarto con otros trabajadores. Un domingo, junto  a un grupo de amigos de dormitorio, decide salir a ayudar a los niños que viven a la intemperie, en medio del desamparo y la pobreza.
En estas condiciones,  George Williams crea en la Inglaterra de 1844 la primera Asociación Cristiana
de Jóvenes (YMCA). El objetivo era claro: ofrecer una alternativa para el desarrollo de la juventud desde los principios cristianos. Esa asociación, que en medio de imnumerables avatares se extendió por el mundo., cumplió el domingo pasado 110 años. Desde su identidad laica, abierta y plural, conserva el mismo propósito con el que se fundó: la promoción de los valores esenciales  de la vida, es decir, el amor, la justicia, la paz y la solidaridad, a partir de un equilibrio entre el espíritu, la mente y el cuerpo como lo refleja el logotipo de la institución a través de un triángulo equilátero. En esa línea desarrolla  actividades muy variadas. En lo social, promueve la construcción de ciudadanía
apartidaría desde una democracia participativa e inclusiva que permita fortalecer la convivencia. A su vez, vive el ecumenismo mediante la interacción  ntre cristianos de diferentes tradiciones que trabajan por la unidad, basados en
el respeto y amor fraterno. Como en otras partes del mundo, dialoga activamente con otras religiones y tradiciones de fe no cristianas, tratando de apoyarse en los puntos de encuentro y de mutuo conocimiento.
En Argentina las relaciones con las comunidades judía e islámica son muy estrechas.
YMCA tiene dos escuelas primarias, dos secundarias, dos centros de formación profesional, tres centros turísticos propios, proyectos en Mendoza y Salta y varias sedes en Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe. Cuenta con un amplísimo programa cultural y deportivo. De este último se destaca, en 1912, la incorporación del básquet y el vóley como práctica deportiva regular de la mano  de P. Phillips, en esa época director del departamento de Educación Física de la institución y considerado el padre del básquetbol en el país. La asociación vivió intensamente la historia de la nación, sus vaivenes políticos y  conómicos. Supo tener como socios a personalidades tan diversas como el Perito Francisco P. Moreno y Carlos Gardel. Hoy festeja su cumpleaños con una ceremonia interreligiosa a las 19 horas en la catedral metropolitana, presidida por el Cardenal Jorge Bergoglio y con una cena en el Alvear Palace Hotel.