encuentran los cuerpos de los sacerdotes

Masacre en México: Un tercer jesuita se salvó y el asesino le pidió perdón

Jesús Reyes se encontraba en la iglesia al momento del crimen. Creyó que también perdía la vida, pero conocía al delincuente y discutieron por la entrega de los cuerpos. El hombre, drogado, hasta pidió confesarse. Serán reconocidos por los jesuitas.
Comparte

El pasado 20 de junio, no solo había dos sacerdotes jesuitas en la Parroquia San Francisco Javier, en Cerocahui, Chihuahua; el padre Jesús Reyes S.J. también se encontraba ahí y no fue asesinado por “El Chueco”. Así lo comentó el sacerdote jesuita Javier Ávila, Vicario General de la Diócesis Tarahumara.

En entrevista, comentó la sorpresa de su hermano al no ser asesinado y es que detalló que el asesino era conocido por los tres sacerdotes.

“(Jesús Reyes) se sorprendió de que no lo haya asesinado, porque están en medio de sus dos hermanos sacerdotes, entonces dijo yo sigo, pero no, (El Chueco) hasta se puso a platicar con él, se arrodilló, le pidió perdón y le pidió confesión, no tengo detalles de esa conversación pero estuvo hablando con él por una hora”, afirmó Reyes.

Durante ese tiempo, le pidió al sicario que le dejara los cuerpos, trató de negociar, pero todo indica que el joven iba drogado y/o alcoholizado por lo que era imposible que entrara en razón, minutos después llegó un comando y se los llevó.

“Déjame los cuerpos, por favor, le dijo, pero llegaron más personas, cargaron los cuerpos y los subieron a un pick up para llevárselos”.

“Él no iba contra los sacerdotes porque los conocía, no dudo que hasta recibió el bautismo y la primera comunión por él padre Jesús Reyes”, reconoció el Vicario General.

El sacerdote jesuita comentó que la comunidad ya se encuentra cansada por la impunidad que existe en la zona, ya que dijo es un “secreto a voces” que Noriel Portillo alias “El Chueco” es uno de los líderes del crimen organizado en la Sierra Tarahuamara en el municipio de Urique en Chihuahua.

Existen datos que desde hace 11 años se integró a las filas del cártel de Sinaloa para controlar la siembra y cosecha de marihuana, así como la goma de opio. Además de ser sospechoso de muchos crímenes y desapariciones en la zona, como el asesinato del turista norteamericano Patrick Braxton-andrew, ocurrido el 28 de octubre de 2018.

El objetivo es encontrar los cuerpos: Presidente de México

En su conferencia matutina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, comentó que ya se tiene identificado al responsable del homicidio de dos sacerdotes jesuitas, que se está realizando la investigación correspondiente y envió sus condolencias a la Compañía de Jesús.

"Expresar mis condolencias a la Compañía de Jesús, a los jesuitas de México, del mundo, por estos lamentables hechos sucedidos en la sierra Tarahumara, en Chihuahua, en el municipio de Urique, donde dos sacerdotes que llevaban mucho tiempo trabajando en esa zona marginada, pobre, sacerdotes de alrededor de 80 años. Es una misión que lleva mucho tiempo trabajado para las comunidades. Dos de estos religiosos fueron asesinados, y también, ya comprobado, un civil, y hay todavía dos personas desaparecidas, entre ellos una señora, la esposa de una de las víctimas".

Al ser cuestionado si el Gobierno Federal se hará responsable de las investigaciones afirmó que ahora lo primordial es encontrar los cuerpos.

"Ahora lo que nos importa más es encontrar los cuerpos, ya se ha avanzado en la investigación y detener a los responsables. El caso lo lleva la Fiscalía del Estado de Chihuahua, el proceso judicial, pero lo que nos importa ahora es encontrar los cuerpos y detener a los responsables. Vamos a estar informando sobre este lamentable hecho".

Tras los hechos en Cerocahui fue desplegado un operativo conjunto en el que participan elementos de la Agencia Estatal de Investigación, Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Guardia Nacional y Ejército Mexicano, quienes han efectuado patrullajes que se han extendido a poblados, rancherías y caminos vecinales de la zona.

Localizan los cuerpos de los sacerdotes jesuitas y el guía asesinados en Chihuahua

La gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, confirmó este miércoles el hallazgo de los cuerpos de los sacerdotes jesuitas y el guía de turistas asesinados en Cerocahui, municipio de Urique.

A través de un mensaje en sus redes sociales, es que se ha confirmado la noticia.

La comunidad Jesuita en México, a través de un comunicado, señaló que la tarde del miércoles la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, se contactó con el padre Provincial, Luis Gerardo Moro Madrid, para informarle sobre el hallazgo de los cuerpos.

Ante ello, afirmaron que se trasladarán al lugar donde se encuentran resguardados los cuerpos para su identificación y así confirmar que se trate de los sacerdotes Javier Campos Morales y Joaquín César Mora.

El lunes pasado las tres víctimas presuntamente fueron asesinadas por José Noriel Portillo Gil, El Chueco, quien entró a la iglesia persiguiendo al guía de turistas, Pedro Eliodoro Palma Gutiérrez, y terminó matando también a los sacerdotes.


Fuente: RD