la conquista de américa en cuestión

México: La Iglesia pedirá perdón a aborígenes por abusos del pasado

Responderá a la solicitud de disculpas que el presidente López Obrador le hizo llegar al Papa Francisco. Los obispos dijeron que "personas e instituciones debemos aprender a pedir perdón" pero que no saben si Francisco lo hará.
Comparte

Luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le solicitara al Papa Francisco una disculpa pública a los pueblos originarios por los abusos cometidos durante la conquista, el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Rogelio Cabrera López, aseguró que los obispos responderán a la carta.

En rueda de prensa para presentar la última encíclica del Papa titulada Fratelli tutti (Todos hermanos), sobre la fraternidad y la paz social, monseñor Cabrera aseguró, no obstante, que esa respuesta tendrá que esperar hasta el próximo año, pues la CEM ha decidido que su publicación coincida con el bicentenario de la Consumación de la Independencia.

“Honestamente, no sé si el Papa dirá una palabra de esta solicitud de la carta. Lo que yo sí puedo decir como presidente de la Conferencia Episcopal es que nosotros sí haremos un pronunciamiento, un comunicado, a su tiempo, sabiendo que la fecha para hacerlo es el próximo año 2021, en que se cumplen los 200 años de la consumación de la Independencia”, especificó.

El pasado 10 de octubre, Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de López Obrador, se reunió con el Papa Francisco en el Vaticano, audiencia en la que le entregó una carta enviada por el mandatario.

“Personas e instituciones debemos aprender a pedir perdón”, afirmó el también arzobispo de Monterrey.

Cabrera destacó que el propio Papa Francisco habla de una memoria penitencial que reconozca el pasado, pero también se comprometa con el presente: “Hago memoria, pero también tomo la parte que me toca: Soy responsable de lo que está ocurriendo hoy, asumo mi tarea que debo hacer para cooperar, para que todo aquello que ocurrió no siga lastimando al país”.

Con una mirada en el presente, el arzobispo reconoció que en el pasado hubo acontecimientos trágicos y dolorosos; pero que también en estos tiempos hay asuntos “que lastiman la mirada y que oscurecen el panorama” en México: “Ahí está el caso de Ayotzinapa y muchos otros acontecimientos que han roto la comunión, la comunidad humana”.

Por estos acontecimientos, Cabrera apunta que es necesario también pedir perdón: “Los sumos pontífices ya lo han hecho. Nos toca a nosotros también asumir esta responsabilidad. La Iglesia está dispuesta siempre no sólo a pedir perdón sino a tener una memoria penitencial y a seguir este camino de reconciliación”.

Cabrera también apuntó que tal actitud se espera de todas las instituciones en México, no sólo de la Iglesia: “Las instituciones de gobierno -aunque tomaran distancia- deben reconocer que también son herederas del pasado; al igual que nosotros somos herederos de un pasado que debemos meditar, interpretar y sobre todo cambiar”.

Finalmente, el arzobispo Cabrera adelantó que en el año electoral 2021 será un tiempo difícil y efervescente en el que los obispos tendrán “la precaución y el cuidado de no lastimar más la unidad del país”.

No obstante, advirtió que la neutralidad del episcopado en materia partidista no es indiferencia ante las políticas públicas para las cuales, dijo, siempre estarán abiertos a dialogar.


Fuente: Agencias / RD