Lunes 27.05.2024

Cambio para respetar la tradición histórica

Milei encabezará el tedeum por el 25 de Mayo en la catedral porteña

Inicialmente, la Casa Rosada había considerado que se hiciera en el templo mayor de la capital cordobesa -e incluso se lo había pedido al arzobispo local, cardenal Ángel Rossi- porque ese día el presidente viajará a la provincia mediterránea para encabezar la firma del Pacto de Mayo.
Comparte

Sergio Rubin

Después de unas cuantas idas y vueltas, el presidente Javier Milei decidió participar del tedeum del 25 de Mayo en la catedral  de Buenos Aires -el templo tradicional de la ceremonia- en vez de la catedral de la ciudad de Córdoba como inicialmente estaba proyectado debido a que ese día viajará a la capital cordobesa para encabezar la firma del Pacto de Mayo.

La Casa Rosada le había solicitado al arzobispo de Córdoba, cardenal Ángel Rossi, la realización del oficio religioso patrio en el templo mayor de la capital cordobesa, pero este jueves el mandatario decidió que sea en la catedral metropolitana y por la mañana para luego viajar a la capital de la provincia mediterránea.

Presumiblemente, se volvió al templo habitual para respetar la tradición, ya que en 1810 los cabildantes fueron a la catedral de Buenos Aires a agradecerle a Dios la conformación de la Primera Junta de Gobierno y desde entonces el tedeum se oficia habitualmente en esa iglesia.

Precisamente, el hecho de que el primer tedeum por el 25 de Mayo haya sido en la catedral metropolitana motivó el desacuerdo de la Iglesia con la decisión del presidente Néstor Kirchner de trasladarlo a templos del interior en disgusto por una homilía del entonces cardenal Jorge Bergoglio.

En el tedeum de 2004, el cardenal Bergoglio advirtió -entre otras cosas- que “copiar el odio y la violencia del tirano y del asesino es la mejor manera de ser su heredero”, lo que motivó el enojo de Kirchner y que nunca más vaya a un tedeum oficiado por el futuro papa.

El tedeum patrio es siempre un oficio que solicita el gobierno de turno y quien tiene a cargo las invitaciones de quienes concurren, mientras que la Iglesia se limita estrictamente a la organización de la liturgia, que incluye en los últimos años una invocación interreligiosa.

Después de descalificar durante años a Francisco, Milei se disculpó en la campaña y, finalmente, lo abrazó con motivo de la visita que le efectuó como presidente y quiere preservar ese buen clima para contribuir a que decida venir a la Argentina.

Si bien Francisco le concedió más de una hora de audiencia -un tiempo inusual para una visita oficial de un presidente- defendió luego tanto el papel del Estado como esta semana el concepto de justicia social, que Milei descalifica.

Fuente: Clarín y VR