Miércoles 22.05.2019

cerca del límite con burkina faso

Níger: Un sacerdote herido en un ataque a una parroquia

El padre Nicaise Avlouké resultó herido en una mano y una pierna tras el asalto al templo por desconocidos. Ocurrió en Dolbel (sudoeste), ubicada en el Sahel, región atravesada por varios países donde el yihadismo ataca con fuerza.
Comparte

Un sacerdote resultó herido por un ataque perpetrado en la noche del lunes contra una iglesia de la localidad nigerina de Dolbel (suroeste), según han confirmado las autoridades del país.

Según las informaciones recogidas por el portal local de noticias ActuNiger, los atacantes, que no han sido identificados, asaltaron la iglesia y se dieron a la fuga con un vehículo robado.

El sacerdote de la parroquia, el padre Nicaise Avlouké, resultó herido en una mano y en una pierna, según consignó la Agencia Fides.

“Durante mucho tiempo ha habido rumores de posibles ataques contra la parroquia y los sacerdotes. Este último hecho solo confirma el deterioro de la situación de seguridad en la zona fronteriza con Burkina Faso. Las fuerzas de seguridad parecen poco preparadas para esta nueva forma de terrorismo”, comentan las fuentes consultadas por Fides. 

La localidad de Dolbel se encuentra ubicada cerca de la frontera con Burkina Faso, donde el domingo murieron seis personas, entre ellas un sacerdote, en un ataque contra una iglesia en el norte del país.

Asimismo, el ataque en Dolbel tuvo lugar el mismo día en el que cuatro personas fueron ejecutadas en Burkina Faso por transportar una estatua de la Virgen María en la localidad de Zimtenga (norte).

Las víctimas eran parte de un grupo que trasladaba la talla desde Zimtenga a Kayon. Durante el camino fueron abordados por un grupo de hombres armados que dejó marchar a los menores de edad y ejecutó a los adultos.

Por otra parte, a última hora del lunes fue atacada la cárcel de máxima seguridad de Koutoukalé, situada en la región de Tillabéri, donde también se encuentra Dolbel.

El Ministerio del Interior de Níger ha confirmado durante la jornada de este martes que el ataque se saldó con la muerte de un miembro de las fuerzas de seguridad.

En la prisión, situada a menos 50 kilómetros de la capital, Niamey, se encuentran encarceladas personas condenadas por su pertenencia al grupo yihadista Boko Haram, además de un elevado número de narcotraficantes.

El ministro del Interior nigerino, Mohamed Bazum, ha resaltado en un comunicado publicado en su página en la red social Facebook que "se han movilizado medios (...) para la búsqueda y neutralización de los terroristas" responsables del asalto.

La región del Sahel, en la que coinciden fronteras de Burkina Faso y Níger, ha sido escenario de decenas de ataques por parte de milicianos islamistas en los últimos meses, en muchos casos llegados desde la frontera con Malí, donde ha aumentado también la inseguridad en la zona central.


Fuente: DPA / Fides