INICIATIVA DEL GOBIERNO PORTEÑO

Noche de los Templos: 80 lugares de cultos abiertos al público

Miles de personas visitaron esos lugares en otra demostración de que Buenos Aires es ejemplo de coexistencia entre los credos. Un coro gospel, un casamiento judío en vivo y la recorrida por la gran mezquita de Palermo, entre las atracciones.
Comparte

Unos 80 lugares de culto abrieron sus puertas este sábado en el marco de la Noche de los Templos, para recibir a miles de personas que visitaron estos espacios de fe para celebrar las tradiciones y servicios religiosos que coexisten en armonía.

La fiesta de apertura fue a las 19 en la Plaza Manuel Belgrano, en el barrio de Belgrano. Hubo una diversidad de propuestas para recorrer a pie y en bus por circuitos de Palermo, San Cristóbal, San Telmo y otros barrios.

Estuvo presente Pilar Bosca, gerenta de relaciones con los Cultos del gobierno porteño; Federico Pugliese, diputado de la Ciudad de Buenos Aires y ex director de Cultos de la Ciudad; Veby Martínez, coordinadora de proyectos especiales de la vicejefatura del Gobierno porteño y Diego Gutiérrez, director general de Desarrollo Turístico del Ente de Turismo de la Ciudad, junto con los líderes espirituales de los diversos credos.

Argentina Gospel Singers fue la encargada de musicalizar la apertura frente a parroquia Inmaculada Concepción, más conocida como "La Redonda" de Belgrano. Allí, varios líderes religiosos expresaron sus deseos para las horas sucesivas: "encuentren su paz", "conocer otras religiones ayuda a no discriminar" o "fomentemos el diálogo interreligioso", señalaron representantes del budismo, el anglicanismo y cultos africanos.

Mientras, en Flores, el bus del Circuito Papal iniciaba un recorrido por los lugares donde Jorge Bergoglio creció, se formó y realizó su trabajo pastoral.

En Palermo y con infinitas colas para ingresar, la monumental Mezquita introdujo a sus "huéspedes" en la cultura islámica, con recitación abierta del Corán y degustación de dátiles.

La imponente arquitectura y el arte islámico referentes a relatos del Corán, fue los puntos de atracción de los visitantes. También se proyectaron videos en directo desde La Meca, se abrió el museo de la herencia y el patrimonio histórico, se habló de caligrafía árabe y hubo recorridos guiados por el templo, el colegio y las salas de oración para mujeres.

En Belgrano, el monasterio Fo Guang Shan se propuso un objetivo: que los visitantes se impregnaran de la máxima budista de las "tres buenas acciones": tener buenos pensamientos, realizar buenos actos y decir buenas palabras, en beneficio propio y de los demás. En el altar principal, los curiosos conocieron las enseñanzas en que se basa la religión y sus tradiciones. Las clases de meditación, tai chi y caligrafía oriental tuvieron numerosos adeptos, que realizaron ejercicios guiados por maestros.

Mientras tanto, en el imponente edificio de la congregación Amijai, perteneciente al judaísmo conservador argentino, varios voluntarios explicaron las características de la comunidad y las actividades que realiza de forma abierta ligadas al arte y a la cultura en general. Además, hablaron de la arquitectura de la sede, construcción que obtuvo varios premios arquitectónicos.

Abordaron temáticas como las costumbres del ciclo de vida judío, las festividades y los significados de las frases reflejadas en el edificio. Se degustó 'leikaj' (torta de miel) y se celebró el Havdala: ceremonia de finalización del Shabat.

En las visitas guiadas simultáneas, cada 15 minutos, se pudo conocer la Mikve, la escultura del Árbol de la Vida de Clorindo Testa, las joyas arquitectónicas dentro del Templo, una exposición de los elementos que se utilizan en las ceremonias más importantes y en la vida diaria.

En la sinagoga de la comunidad Dor Jadash, de Villa Crespo, los visitantes fueron sorprendidos con una original boda, que se celebró coincidentemente con la Noche de los Templos.

La capacidad de la sinagoga se vio colmada por los visitantes que sorprendieron hasta a la joven pareja de 31 años que se casó. Muchos de los asistentes no sabían que se oficiaría esta ceremonia, por lo que la sorpresa fue en muchos casos mutua.

Fuente: Agencias