La catedral incendiada en 2019

Notre Dame: Desestiman que vaya a convertirse en “Disneyland católico”

La arquidiócesis de París salió al cruce de los medios que afirmaban que se planea transformarla en una suerte de “parque temático”. Todo a pocos días de presentar ante las autoridades el proyecto para restaurar el interior del templo gótico siniestrado.
Comparte

La arquidiócesis de París (Francia) presentará el 9 de diciembre sus planes para la restauración del interior de la catedral de Notre Dame, después de desestimar las críticas que señalan que sus propuestas convertirían el templo parisino en “una especie de parque temático”.

Los funcionarios presentarán sus propuestas a la Comisión Nacional de Arquitectura y Patrimonio de Francia en medio de una nueva protesta por la restauración de la catedral que sufrió graves daños por un incendio en 2019, informó AFP.

La agencia de noticias informó que la arquidiócesis negó los reportes de los medios de comunicación sobre que la célebre catedral gótica, construida entre 1163 y 1345, corría el riesgo de ser transformada en un parque temático lleno de arte contemporáneo discordante.

The Daily Telegraph informó el 26 de noviembre que los críticos temían que los cambios convirtieran el edificio en un “Disneyland políticamente correcto”.

El periódico británico indicó que “los confesionarios, los altares y las esculturas clásicas serán reemplazados por murales de arte moderno y nuevos efectos de luz y sonido para crear 'espacios emocionales’”.

“Habrá capillas temáticas en una ‘ruta de descubrimiento’, con énfasis en África y Asia, mientras que las citas de la Biblia se proyectarán en las paredes de la capilla en varios idiomas, incluido el mandarín”, agregó.

Maurice Culot, un arquitecto que ha visto los planos, le dijo al periódico que la iglesia será “como si Disney estuviera entrando en Notre-Dame”.

“Lo que se proponen hacer en Notre-Dame nunca se haría en la Abadía de Westminster o en San Pedro en Roma. Es una especie de parque temático muy infantil y trivial dada la grandiosidad del lugar”, comentó.

En una entrevista con AFP, el P. Gilles Drouin, el sacerdote que supervisa la restauración interior, parece confirmar las propuestas, pero argumentó que no representaban un cambio radical.

El sacerdote explicó que la restauración busca preservar la catedral como lugar de culto, pero también acoger y educar a los visitantes “que no siempre son de cultura cristiana”.

El padre Drouin dijo que las capillas laterales contarán con “retratos de los siglos XVI y XVIII que estarán en diálogo con objetos de arte moderno”.

“La catedral siempre ha estado abierta al arte de la época contemporánea, como la gran cruz dorada del escultor Marc Couturier instalada por [el entonces Arzobispo de París] Cardenal Lustiger en 1994”, agregó.

El Gobierno francés está supervisando la restauración y conservación estructural de la iglesia, pero las autoridades de la catedral son los responsables de su renovación interior.

En última instancia, los planes deben ser aprobados por el Ministerio de Cultura de Francia. La ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, sugirió anteriormente que la catedral restaurada debería verse “idéntica” a antes del incendio.

Esta no es la primera vez que los planes de restauración han generado controversia. Los críticos denunciaron una propuesta filtrada en diciembre de 2020 para reemplazar las históricas vidrieras del arquitecto Viollet-le-Duc con coloridos diseños contemporáneos en las capillas alrededor de la nave.

En ese momento, una portavoz de la arquidiócesis señaló a National Catholic Register que “no hace falta decir que el arzobispo nunca ha tenido la intención de convertir la catedral en un aeropuerto o un estacionamiento”.

Según los informes, la catedral reabrirá para el culto con una tedeum el 16 de abril de 2024, cinco años después del incendio. Ese año, París será la sede de los Juegos Olímpicos.

Fuente: Agencias