Lunes 27.05.2024

Militancia antiabortista en LLA

Nueva York: un legislador de Milei en un encuentro contra el aborto

Se trata del diputado Santiago Santurio que encabezando la ONG Salvemos las Dos Vidas se había opuesto a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. Participó de la V Cumbre de la Red Política por los Valores.
Comparte

El diputado de La Libertad Avanza (LLA),  Santiago Santurio, participó recientemente de la V Cumbre Transatlántica de la Red Política por los Valores (PNfV), que promueve el respeto a los valores morales y religiosos, la defensa de la vida –oponiéndose al aborto-, la familia y la libertad, así como la posibilidad de que los padres elijar la educación para sus hijos de acuerdo con sus convicciones.

Graduado en Filosofía en la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino. Santurio participó activamente de la oposición a la legalización del aborto por la ONG Salvemos las Dos Vidas y desde la última elección legislativa ocupa una banca en la cámara baja por el partido del presidente electo, Javier Milei. 

Santurio forma parte de los libertarios que se oponen al aborto, comenzando por el propio MIlei y la vicepresidenta electa, Victoria Villarruel, y el también recientemente electo Alberto “Bertie” Benegas Lynch.

Durante el encuentro, del que participaron más de 300 líderes de 40 países, se suscribió el “Compromiso de Nueva York”, que busca rescatar el sentido original de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), en el marco de su 75 aniversario.

“Estamos aquí para traer al presente, en su sentido original, aquel acuerdo de 1948, debemos volver a la persona humana y, desde allí, garantizar sus derechos fundamentales”, dijo José Antonio Kast, ex candidato presidencial de Chile y presidente de la PNfV, en el salón 4 de la sede de la ONU en Nueva York.

“Es precisamente aquí, en Naciones Unidas, que es necesario que se escuche nuestra voz. Nosotros reivindicamos los principios básicos que inspiraron la DUDH, son principios atemporales y trascendentes”, agregó.

El “Compromiso de Nueva York”, señala una nota de la PNfV, “da visibilidad a un amplio consenso que existe en todos los continentes sobre la necesidad afirmar la dignidad de la persona y los valores fundamentales, en especial, la vida, la familia y las libertades”.

En ese sentido, los líderes mundiales se comprometen a trabajar “para establecer entornos propicios para la formación y estabilidad de la familia; para proteger a los niños, tanto antes como después del nacimiento; y para que se respete la libertad de los padres y tutores legales de brindar la educación religiosa y moral de sus hijos conforme a sus propias convicciones”.

Asimismo buscan “promover el respeto de los diversos valores religiosos y éticos, antecedentes culturales y convicciones filosóficas de los pueblos del mundo, así como la soberanía de los Estados en los asuntos que son de su jurisdicción interna”.

Margarita de la Pisa, miembro del Parlamento Europeo, señaló al respecto que estos derechos, lejos de ser “regresivos”, son la base del verdadero desarrollo humano. “Defender la vida, por ejemplo, significa un compromiso político con la prosperidad”, subrayó.

Hafid El- Hachimi, oficial de la Comisión Permanente Independiente de Derechos Humanos de la Organización de Cooperación Islámica, afirmo que “las familias son la unidad fundamental para el desarrollo sustentable, cultura y económico de la sociedad, por lo que buscar redefiniciones de la familia significa comprometer el futuro”.

La V Cumbre Transatlántica, convocada bajo el lema “Afirmar los Derechos Humanos Universales – Uniendo Culturas por la Vida, la Familia y las Libertades”, se desarrolló los días 16 y 17 de noviembre en el salón 4 de la sede la ONU.

Participaron, entre otros, Erwin Ronquillo, ministro de Protección a la Niñez de Ecuador; Raúl Latorre, presidente de la Cámara de Diputados de Paraguay; Lucy Akello, miembro del Parlamento de Uganda; Päivi Räsänen, miembro del Parlamento de Finlandia; Corina Cano, vicepresidente de la Asamblea Nacional de Panamá; Germán Blanco, senador de Colombia; Nikolás Ferreira, de Brasil; Santiago Santurio, miembro del Parlamento de Argentina; y Rafael López Aliaga, alcalde de Lima (por vídeo).

También estuvieron presentes Lila Rose, presidente de Live Action; Valerie Huber, promotora de la Declaración de Consenso de Ginebra y presidente del Institute for Women’s Health; Sharon Slater, presidente de Family Watch International; Dawn Hawkins, directora ejecutiva de International Centre on Sexual Exploitation.

Otros de los líderes presentes fueron Neydy Casillas, vicepresidente de asuntos internacionales del Global Center for Human Rights, Ádám Kavecsánszki, presidente de la Fundación para una Hungría Cívica; Austin Ruse, presidente de C-Fam; Brett Schaefer, Investigador de Heritage Foundation; y Peter Torcsi, director de operaciones del Center for Fundamental Rights.

Fuente: ACIprensa y VR