Financiación había sido suspendida

Orden de la Madre Teresa recupera acceso a fondos extranjeros en India

Las autoridades indias restauraron la licencia para la recepción de contribuciones extranjeras de las Misioneras de la Caridad, clave para las obras a favor de los más pobres en el país asiático. La financiación había quedado en suspenso hace dos semanas.
Comparte

El gobierno de la India restableció el registro de las Misioneras de la Caridad en la Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras (Fcra), abriendo así las puertas de la organización nuevamente a fondos extranjeros, informó este sábaco la agencia de noticias católica Ucanews.

Era el día de Navidad cuando se difundió por todo el mundo la noticia del bloqueo de cuentas bancarias extranjeras impuesto a la Congregación fundada por la Madre Teresa.

En el centro del asunto estaban las condiciones de elegibilidad no especificadas que impidieron la renovación del registro bajo la Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras, la ley que regula la posibilidad de recibir contribuciones del exterior.

Según el Indian Express, la certificación FCRA de la organización fue renovada el 6 de enero y será válida desde el 1 de enero de 2022 hasta el 31 de diciembre de 2026.

Sunita Kumar, portavoz de las Misioneras de la Caridad, dijo: “Estamos felices y encantados de que el gobierno haya creado y restaurado nuestro registro FCRA. Nuestros donantes saben que estos fondos son para los pobres. También alzaron la voz, preguntando por qué sucedió esto. De todos modos estamos felices".

El parlamentario de opositor partido Trinamool, Derek O'Brien, uno de los críticos de la cancelación de la licencia, celebró este sábado la restauración del permiso, que, a su juicio, había sido revocado por motivaciones políticas del Gobierno del primer ministro, Narendra Modi.

"Vuelve el registro FCRA para las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa (...) El poder del amor es más fuerte que el poder de 56 pulgadas", dijo aludiendo al primer ministro indio.

La licencia de Misioneras de la Caridad quedó suspendido el pasado 25 de diciembre por "no cumplir las condiciones de elegibilidad", según explicó hace más de una semana en un comunicado la cartera de Interior.

El ministerio precisó que mientras estudiaban la petición de renovación, advirtieron "inconsistencias" por parte de la congregación religiosa que provocaron el rechazo de la renovación.

Acto seguido, las Misioneras de la Caridad, decidieron paralizar el uso de sus cuentas en los bancos para evitar nuevos fallos en su intento por aclarar la situación con las autoridades.

La organización aseguró a Efe que la decisión de paralizar sus cuentas fue hecha por ellas mismas y no por el Gobierno, y que trabajaban en solventar el impase, alejándose de la ola de críticas de activistas y opositores que consideraron esto un ataque a las minorías religiosas del país.

La orden religiosa, que en vez del hábito viste un sari, tradicional prenda femenina india, de color blanco con franjas azules, cuenta en la actualidad con unas 4.500 misioneras en más de 130 países, en los que ayuda a leprosos, enfermos de sida, huérfanos, prostitutas o refugiados.

En la última semana más de 12.000 ONG, entre las que se encuentran instituciones benéficas, humanitarias y médicas, perdieron su licencia para recibir fondos extranjeros en la India.

Entre ellas se encuentran la organización humanitaria OXFAM, el Centro Nacional de Artes Indira Gandhi, el Instituto Indio de Administración Pública o la Asociación Médica de la India (IMA), según el portal web de la FCRA.

Fuente: Agencias