Solo una precisión en la versión italiana

Padrenuestro: Destacado biblista aclara que el Papa no lo modificó

Ante informaciones erróneas, el sacerdote argentino Luis Rivas precisa que Francisco no cambió la Oración del Señor y que lo que se hizo fue ajustar la traducción en lengua griega a la evolución del habla de la gente.
Comparte

Ante informaciones erróneas, el destacado profesor argentino de Sagradas Escrituras, monseñor Luis Heriberto Rivas, aclaró que el Papa Francisco no modificó el Padrenuestro.

"El Papa no modificó el 'Padrenuestro'", sostuvo, y agregó:" No hay ninguna persona humana que tenga autoridad para cambiar la Oración del Señor, porque está en los Evangelios como enseñanza de Jesús".

"El texto de la Oración se transmitió en lengua griega, y como toda traducción, requiere ser revisada periódicamente para darle mayor precisión o para ajustarla a la evolución de la forma de hablar de la gente", precisó.

El biblista argentino ejemplificó que "hasta hace algunos años, cuando se rezaba el Padrenuestro en Argentina, se decía 'dánosle hoy', expresión que hoy nadie usa cuando habla o escribe. Por eso, hace años, se cambió por 'danos'. Lo mismo se hizo en la nueva edición del Misal en lengua italiana: una revisión y corrección en el sentido de 'mayor precisión'".

En una de sus catequesis recientes, el Papa había hablado de la necesidad de corregir (revisar) la traducción al italiano debido al sentido que la palabra "tentación" tiene en el lenguaje corriente de la gente.

El padre Rivas explicó que "si bien 'tentación' significa 'prueba, poner a prueba', también se puede entender -y de hecho se entiende entre la gente- como 'incitación al pecado'. El texto original en griego tiene las palabras 'no nos induzcas a la tentación', que expresan el pedido de que Dios 'no nos ponga a prueba'".

"En latín y también en otras lenguas (inglés, alemán...) se traduce al pie de la letra, se dice 'no nos induzcas a la tentación', y se entiende bien. También así estaba en italiano. Pero por la forma en que se usa la palabra 'tentación' en Italia y en los países de lengua española, muchos podían entender que se pedía a Dios que no incite al pecado, lo que constituiría un error muy grave", puntualizó.

El exégeta bíblico afirmó que "el Papa sugirió entonces que se buscara una frase que expresara mejor lo que dice el texto griego y al mismo tiempo evitara que se entienda mal".

"La nueva edición del Misal italiano lo ha asumido. Los medios no tomaron en cuenta que esa variación en Italia -que tanto les llama la atención- aquí en Argentina se tiene desde hace muchos años: cuando se reza el Padrenuestro no se dice 'no nos induzcas a la tentación' sino 'no nos dejes caer en la tentación'", aclaró.

Fuente: VR