una disputa que no termina

Palestina: La Santa Sede vuelve a reclamar solución de dos estados

El Observador Permanente ante la ONU recordó que los asentamientos judíos se ampliaron perjudicando la perspectiva de una paz duradera. Demandó que Palestina cuente con fronteras seguras y pueda vivir en paz con Israel.
Comparte

El Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU, monseñor Bernardito Auza, dijo que para el Vaticano sigue vigente “el objetivo de un Estado palestino, que viva en paz y seguridad junto al Estado de Israel, dentro de fronteras seguras”.

Auza hizo estas declaraciones el 30 de octubre en Nueva York dentro del debate abierto del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Medio Oriente. Sobre en la cuestión palestina, a casi tres años después de la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas sobre los asentamientos israelíes, el arzobispo recordó que las Naciones Unidas habían constatado que los asentamientos se habían “ampliado”, que las demoliciones se habían “acelerado”, que la violencia y la instigación “continuaban” y que las negociaciones creíbles estaban “pendientes de comenzar”.

Este cuadro afecta, por tanto, a las perspectivas de una “paz duradera” y a la solución de los “dos Estados”. Contribuye a agravar la tensión, a una retórica dañina, amenazas, terrorismo y violencia, incluyendo a veces el “uso desproporcionado de la fuerza” por parte del aparato de seguridad, denunció Auza.

El delegado del Vaticano defendió la solución de dos Estados como única vía posible para una “paz duradera”. También reclamó un estatuto especial, protegido por el derecho internacional, para la ciudad de Jerusalén.


Fuente: CIRA / Vatican News