Indicaciones para la Cuaresma 2021

Pandemia: Miércoles de Ceniza sin contacto para evitar los contagios

El Vaticano difundió una nota precisando cómo debe realizarse el rito de la imposición de la ceniza. La novedad es que el sacerdote la dejará caer sobre la cabeza de cada uno de los fieles, y no realizara la tradicional señal de la cruz en la frente.
Comparte

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó el 12 de enero una “Nota sobre el Miércoles de Ceniza” para precisar cómo debe realizarse el rito de la “imposición de la ceniza en tiempo de pandemia”.

La fecha de inicio de la Cuaresma es el próximo 17 de febrero y en muchos países ya se vivieron restricciones el año pasado, para el que no se ofrecieron indicaciones oficiales.

La propuesta que firman el prefecto Robert Sarah y el secretario de la Congregación Arthur Roche detalla que en este momento de la liturgia “pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirige a los presentes, diciendo una sola vez para todos la fórmula del Misal Romano: ‘Convertíos y creed en el Evangelio’, o bien: ‘Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás’”.

Hasta aquí se adopta una opción muy similar a la del diálogo entre sacerdote y fiel al recibir la comunión que se hizo comunitario en muchas zonas del planeta durante la pandemia.

Tras la bendición, precisa la nota, “el sacerdote se limpia las manos y se pone la mascarilla para proteger la nariz y la boca, después impone la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acerca a cuantos están de pie en su lugar”.

La novedad más significativa, en algunos casos, será la forma de imposición ya que el texto precisa que “el sacerdote toma la ceniza y la deja caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada”.

El misal, hasta ahora, simplemente precisaba que “el sacerdote impone la ceniza a todos los presentes que se acercan hasta él”.

Fuente: Agencias