JUDAÍSMO- autor: Deborah Faigenbaum y Norma Goldman

Para llegar al corazón

Editan un libro para niños de jardín a tercer grado con una aproximación a la Biblia Hebrea que busca tocar su sensibilidad con las narraciones sagradas.
Comparte

En la red escolar judía del siglo XXI, una primera aproximación a la Biblia Hebrea para niños de jardín hasta 3º grado tenía que ser cálida y didáctica al mismo tiempo para que los ayudase a su estudio. Por eso escribimos y  publicamos el libro “32 Relatos bíblicos que llegan al corazón”. Las 32 historias que seleccionamos, mantienen la interpretación que los sabios judíos le otorgaron a la Biblia Hebrea a través de las generaciones. En el acervo cultural judío, los números se correlacionan con letras en un arte denominado  Guematria. El número no es azaroso. La composición de la cifra 32 nos conduce a la palabra hebrea Lev, que significa corazón. Nuestro principal propósito es que estos relatos lleguen al corazón de quienes los lean o escuchen. Que los niños puedan conectarse desde la emoción con los personajes y las diferentes situaciones y se sientan trasladados a un escenario lejano, pero de proximidad afectiva. Fueron escritos utilizando un lenguaje que les resulte comprensible y f luido a los chicos y les brinde a la vez un aporte conceptual. Los nombres propios mencionados en el libro conservan su forma hebrea original. En cada uno de los relatos se halla una pregunta que fomenta la interacción y el despliegue del pensamiento para promover el  debate, la reflexión y los puntos de vista de los chicos. Así también se encuentran algunos relatos con un espacio en blanco para ser completado de  diversas maneras: textos agregados, opiniones, ilustraciones, fotos personales o grupales, etc. Comenzamos con la narración de la historia del patriarca  Abraham, omitiendo los relatos previos relacionados con los mitos de la Creación y el devenir de la humanidad. Creemos que para la edad evolutiva de los niños es más propicio involucrarse con lazos familiares, vínculos fraternos,  esenlaces afectivos, que sólo se suscitan a partir de este momento. Cada semana, a lo largo de estos años, les leímos a nuestros alumnos relatos bíblicos extraídos de las fuentes y de las adaptaciones realizadas por diferentes docentes. En función de esta experiencia surgió la necesidad de plasmarlo en este texto. El libro viene acompañado de fotografías con jóvenes que representan cada una de las historias, tomadas en Tierra Santa y en el predio de la Costanera, que con su ambientación permite interpretar de manera fiel el clima y la construcción de la zona de Oriente Medio.