la celebracion navideña

“Para mí Jesús tiene hoy una existencia más viva que antes”

Por: María Montero

Lo dice el poeta vivo del catolicismo más importante de la Argentina. Asegura que eso puede verse en el entusiasmo que despierta la figura del Papa Francisco. A lo largo de sus 93 años recolectó 160 figuras que enriquecieron su gran pesebre.
Comparte

José María Castiñeira de Dios es el poeta vivo del catolicismo más importante de la
Argentina. Publicó decenas de libros, ejerció la función pública, y recibió numerosas distinciones. A los 93 sigue escribiendo, y desde hace casi 70 rescata el sentido religioso de la Navidad, a través de su obra y de un particular pesebre que arma junto a su familia. Una obra de arte con 160 figuras que sumó a lo largo de su vida.
--¿Cómo era la Navidad en su infancia?
--Nací en Ushuaia, y mi recuerdo de Navidad es el del pino nevado. Yo acostumbraba ver a los árboles así, aunque me parecía absurdo que en la zona pampeana se hablara de nieve. A los 26 años me casé y le propuse a mi esposa iniciar un pesebre. No tengo habilidad paralas manualidades pero entonces trabajaba en una agencia de publicidad y ahí me explicaron cómo hacerlo. Compré las figuras de san José, María, Jesús ... Todas de gran tamaño, porque mi idea era que fuera una realización en el tiempo, que lo siguiera mi descendencia.
--¿Cuántas figuras tiene ya este Nacimiento?
--No sé con exactitud. Creo que unas 160, pero no las cuento en forma estadística, se fue haciendo con la vida. Mis hijos aportaron sus figuras, mis amigos traían las suyas y yo en cada viaje siempre compraba alguna.
--¿Se está perdiendo la tradición de armar el pesebre?
--El Nacimiento tiene un carácter simbólico, forma parte de nuestra tradición y es muy importante porque lo que no es tradición, es nulo. Me parece esencial instalar el pesebre como un sentido casi  hereditario.  El de casa lleva muchos díasprepararlo y hoy la mayor parte del trabajo la hace una de mis hijas, con ayuda de sus hijos y nietos.
--¿Qué significado tiene hoy la Navidad para usted?
--Siempre significó mucho en mi vida y le dediqué un gran espacio de mi literatura. Acabo de publicar una carta de Navidad. Hice muchos poemas sobre ese tema, que están en mi obra completa y en otros trabajos sueltos.
--¿Perdió un poco la centralidad el nacimiento de Jesús?
--No, todo lo contrario. Creo que Cristo tiene una existencia más viva que antes. No sólo en nuestras personas sino en nuestros  aconteceres. Y la prueba está en la reacción de la gente frente al Papa Francisco. Hay una vuelta a la humanización de la Iglesia, un retorno al mensaje de Pedro y Pablo, mucho mayor en los tiempos que corren que lo que ocurría cuando yo tenía 20 años.