Objeta la inciativa de aborto del Ejecutivo

Para un obispo, el nuevo proyecto es más ideológico que el de 2018

El presidente de la Comisión Episcopal de Salud, Alberto Bochatey, advierte que se pretende imponer una "ideología" e introducir por primer vez en la historia jurídica del país "una ley en democracia que contiene la muerte de un ser humano".
Comparte

El presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral de la Salud, Alberto Bochatey, cuestionó en duros términos el nuevo proyecto de ley de aborto legal que el Poder Ejecutivo envió al Congreso, al advertir que se pretende introducir por primera vez en la historia jurídica de la Argentina "una ley en democracia que contiene la muerte de un ser humano".

"Hay un cambio en la tradición jurídica argentina y la historia nos enseña que nunca ningún problema social fue solucionado eliminando la vida de otro”, sostuvo en declaraciones a la agencia católica AICA.

Al rechazar el debate legislativo del aborto legal en medio de la situación de pandemia, el obispo dijo “Hemos estado todo el año escuchando que primero está la vida, paramos el país, se destruyó la economía, fue un sacrificio muy grande. Pero el principio que se estaba cuidando es la vida de todos los ciudadanos. Ahora surge una contradicción”.

“Hacemos una ley para eliminar vidas de seres humanos, por criterio de los adultos. Lo que habría que hacer es una ley para que la madre y el padre no generen vidas forzadas. Esto no es maternidad forzada, sino filiación forzada. No hay ninguna ley que hable de la responsabilidad de los adultos”, planteó.

Bochatey evaluó que la ley que se presentó en el Congreso “es esencialmente la misma” que en 2018, dado que “sigue sin respetar la objeción de conciencia institucional, se ha eliminado la palabra padre y madre luego de los 13 años, y esto es algo muy triste”.

El prelado definió el asunto como una “falta de respecto a la antropología del cuerpo, de la procreación y de la sexualidad”, y opinó que es “un tema ideológico y sociológico. Una ideología que se quiere imponer”.

“La Iglesia ha tomado posición hace siglos con respecto al aborto. El Papa lo ha dicho innumerables veces y nosotros nos hemos manifestado. Pero este es un tema que no es de la Iglesia, es un tema cívico, de la ciudadanía. Quieren ponerlo como religioso, pero se trata de algo humano", argumentó.

“Ojalá que los senadores y diputados puedan respetar los criterios cívicos y encuentren soluciones de verdaderos juristas, y no una ley democrática que introduzca por primera vez en la historia la muerte de alguien. Que sean creativos, que sean modernos y que busquen otro tipo de soluciones”, expresó Bochatey.

Fuente: AICA