Crece el número de muertos por protestas

Perú: obispos piden al Congreso una "solución inmediata" a la crisis

Los prelados de las regiones de Cuzco y Puno exhortaron a las autoridades, en especial al Poder Legislativo, a tener presente los pedidos de los pueblos que "claman por ser escuchados". Recordaron que urge "retomar" la paz y la tranquilidad en el país.
Comparte

Los obispos de las regiones peruanas de Cuzco y Puno urgieron al Congreso del país a "dar una solución inmediata al pedido" de las protestas antigubernamentales y expresaron su rechazo a la "violencia", que desde diciembre pasado ha dejado más de 60 muertos.

En un pronunciamiento, los obispos del altiplano y de la diócesis de Sicuani-Cuzco exhortaron a las autoridades peruanas, y en especial al Poder Legislativo, "a tener presente los pedidos de los pueblos... que claman por ser escuchados".

"Hacemos un llamado a todos los miembros del Congreso de la República para que pueda dar una solución inmediata al pedido que realizan nuestros hermanos y hermanas, y así impedir mayores acontecimientos que puedan generar pérdidas humanas, evitar personas heridas y agresiones a las entidades públicas y privadas", señalaron.

Las protestas antigubernamentales, que se sienten sobre todo en regiones del sur de Perú, entre ellas Puno y Cuzco, exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Parlamento y nuevas elecciones para 2023, además de la convocatoria a una asamblea constituyente.

En su pronunciamiento, los obispos expresaron su "plena confianza" con que el país pueda "retomar la paz y tranquilidad" mediante el diálogo, así como su solidaridad con "el dolor que atraviesan las familias que perdieron a sus hijos, hermanos, padres y madres en estos enfrentamientos".

"¡No a la violencia, venga de donde venga! ¡No más muertes!", reza la nota, divulgada por la Conferencia Episcopal Peruana (CEP).

Desde que arrancaron las movilizaciones sociales en diciembre pasado, tras el fallido autogolpe del expresidente Pedro Castillo, 45 personas fallecieron en enfrentamientos con las fuerzas del orden, mientras que un policía murió tras ser quemado vivo por manifestantes.

A estas víctimas se suman nueve decesos en sucesos relacionados con los paros, según datos de la Defensoría del Pueblo, y dos muertes ocurridas en la norteña región de La Libertad, confirmadas por la Policía.

Asimismo, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) reportó la muerte de cuatro haitianos que no pudieron recibir asistencia médica por los bloqueos de carreteras y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) la de un bebe nonato, cuya madre, embarazada de 7 meses, no llegó a tiempo al hospital.

Finalmente, los obispos instaron a la población a "no dejarse engañar por diversas publicaciones falsas" que, aseguraron", "lo único que generan es división", y recordaron el pedido del papa Francisco, quien este domingo exhortó a la comunidad peruana a rezar para que cesen los actos de violencia y a emprender el camino del diálogo.

Fuente: EFE