Nasrallah Pierre Sfeir

Pésame del Papa por la muerte de un cardenal de rito maronita

Francisco lo destacó como "hombre valiente" y "artesano de la paz y la reconciliación". Sfeir ejerció como Patriarca de Antioquía de los Maronitas en el Líbano. Fue creado cardenal por Juan Pablo II y actuó como padre conciliar en el Vaticano II.
Comparte

El Papa Francisco ha enviado un telegrama de pésame al cardenal Béchara Boutros Raï, Patriarca de Antioquía de los Maronitas (Líbano), con motivo del fallecimiento del cardenal Nasrallah Pierre Sfeir, el pasado 12 de mayo, a tres días de cumplir los 99 años.

Tras enviar sus más “sinceras condolencias” a la familia del fallecido cardenal  así como “a todos los fieles de la Iglesia patriarcal de Antioquía de los Maronitas que gobernó durante muchos años con tanta gentileza como determinación” - de 1986 al 2011 -  el Santo Padre define al cardenal Sfeir “hombre libre y valiente”, que “ejerció su misión en un contexto problemático y fue un artesano decidido del encuentro, de  la paz y la reconciliación. Ardiente defensor de la soberanía e independencia de su país - continúa el pontífice -  seguirá siendo una gran figura en la historia del Líbano”.

Concluyendo la misiva, el Papa pide al “Padre de toda misericordia que reciba en su morada de paz y de luz a este pastor sabio y comprometido que mostró el amor de Dios al pueblo que le fue confiado”.

Y finalmente, “como prenda de consuelo”, envía su “bendición apostólica” a la familia del difunto cardenal y a las personas a él cercanas, al igual que  a todos los que lo acompañaron en sus últimos años y a quienes participarán en su funeral".
 
Sfeir​ fue patriarca de Antioquía y todo el Oriente de los maronitas y cardenal de la Iglesia Romana. De 1962 a 1965 actuó como Padre Conciliar del Concilio Vaticano II. Fue consejero espiritual de la Soberana Orden de Malta. Juan Pablo II lo creó cardenal obispo el 26 de noviembre de 1994.

El gobierno libanés ha decretado dos días de luto nacional, el 15 y 16 de mayo. El jueves se celebrará el funeral y las escuelas permanecerán cerradas.


Fuente: Vatican Media / Agencias