Miércoles 23.06.2021

en el marco de las marchas por "ni una menos"

Pese al aborto legal, el feminismo radical volvió a atacar iglesias

Parte de la catedral de San Luis quemada, pintadas ofensivas a un colegio católico y a un sanatorio por ser objetor de conciencia es el saldo en la provincia puntana. En Neuquén, dos templos evangélicos fueron vandalizados. Repudio de los agraviados.
Comparte

Colectivos feministas atacaron una vez más iglesias católicas y evangélicas en medio de las manifestaciones en varios puntos del país por el sexto aniversario de #Niunamenos, con consignas a favor del aborto, pese a que se legalizó hace unos meses a nivel nacional.

En el marco de la protesta por femicidios, templos católicos fueron agraviados en San Luis e iglesias evangélicas en Neuquén.

La catedral de San Luis fue objeto de pintadas y parte de la fachada sufrió quemaduras por una barricada con neumáticos incendiados que hicieron a pesar de un vallado por obras de refacción.

Junto a edificios públicos de la misma ciudad, el templo de Santo Domingo, el colegio Don Bosco y su capilla recibieron pintadas con las consignas “aborto legal”, “iglesia basura” e “iglesia dictadura”.

La marcha siguió su paso y otro punto de escrache fue el Sanatorio Rivadavia, que ha manifestado objeción de conciencia para realizar abortos legales tal como establece la legislación vigente.

El obispado comunicó que “la Iglesia está a favor de la vida y en contra del maltrato contra cualquier persona y manifiesta esta posición desde el diálogo y el respeto mutuo”, mientras se solidarizó con la comunidad de Don Bosco y todos aquellos que recibieron violencia.

El colegio salesiano de Don Bosco expresó un “fuerte repudio” y manifestó “bronca, impotencia y mucha tristeza”, sobre todo “por la incapacidad de generar otros modos de expresión más razonables y serenos”.

“Nunca avasallaremos sobre nada ni nadie, pero consideramos que lo que sucedió es totalmente ofensivo y esperamos que no pase desapercibido por nuestras autoridades”, reclamaron, pero al momento no hallaron respuesta en las autoridades.

En Neuquén, después de las marchas del jueves, el viernes aparecieron con pintadas ofensivas los templos Jesús es Rey y la Iglesia Evangélica Bautista.

Las puertas y paredes del templo iglesia bautista de la capital registraron pintadas con frases como “Niñas no madres”, “Aquí vive Bolsonaro” y “Las lesbianas abortamos”. También una amenaza: “Arderán en nuestro fuego” que generó preocupación en fieles y vecinos.

"Rechazamos estos hechos realizados en el marco de la marcha 'Ni una menos',  que se contraponen y dañan el mensaje que se quiere comunicar", expresó la Alianza Cristiana de Iglesia Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) al repudiar los actos vandálicos contra los templos evangélicos.

ACIERA reiteró, sin embargo, que adhiere "plenamente" a la campaña, condenando todo tipo de violencia hacia la mujer y en cualquiera de sus formas.


Fuente: Agencias