en una muestra artística

Polémica por una imagen de la Virgen con un pañuelo verde

La estatua de María con el emblema del aborto causó estupor en ámbitos religiosos, que denunciaron al director del centro cultural. La Secretaría de Derechos Humanos expresó por Twitter que "no avala agravios ni ofensas".
Comparte

Una muestra de arte despertó un fuerte repudio en las redes sociales. Se trata de la imagen de la Virgen Milagrosa a la que se le colocó un pañuelo verde -el emblema de la Campaña por el Aborto-atado alrededor de su boca, y que forma parte de una exhibición que se inauguró el 9 de marzo en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, en la ex Esma.

La polémica obra se encuentra en la librería del lugar como parte de una muestra llamada “Para todes, tode – Plan de lucha” que, según la página del centro cultural, "reúne a más de 100 artistas y comunicadoras mujeres, lesbianas, trans, travestis y no binaries" de todo el país, con la curaduría de la docente y escritora Kekena Corvalán.

La imagen de la virgen con el pañuelo verde se viralizó rápidamente en las redes sociales con comentarios en contra. De inmediato, sectores religiosos  la calificaron de "blasfema" y solicitaron que fuera removida. Sin embargo, el grupo que apoya la exhibición pidió que se respetara la libertad de expresión.

Ofendidas por la iniciativa, dos mujeres realizaron una denuncia contra el director del centro cultural, Alejandro Kurland, por "incitar a la violencia y discriminación" y consideraron el acto como una "ofensa religiosa y en manifiesto a la violación del primer derecho humano".

La exposición se inauguró el 9 de marzo y estará en el centro cultural hasta mayo.

La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, que tiene potestad sobre el predio del ex centro clandestino de detención donde se lleva adelante la muestra, se manifestó en Twitter. 

"Los elementos exhibidos en la muestra Para todes, tode, recientemente inaugurada en el Centro Cultural Haroldo Conti, no representan manifestación alguna de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación", dice el primer mensaje. En el siguiente agrega: "Los contenidos son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Somos respetuosos del arte y de la libertad de expresión, pero no avalamos agravios ni ofensas que puedan afectar a instituciones o colectivos de personas y sus valores religiosos". Finalmente, el hilo cierra con: "No compartimos algunas manifestaciones y fuimos sorprendidos en nuestra buena fe, al disponer un espacio de un centro cultural público para la exposición de una muestra que contiene elementos ofensivos no informados previamente. Caso contrario, hubiésemos objetado su exhibición".


Fuente: Infobae / La Nación