ISLAMICOS - autor: Fethullah Gulen

¿Quién escribió el Corán?

Las enseñanzas islámicas dicen que el texto sagrado fue producto de una revelación divina, no de una obra humana. Escrito en árabe, su lengua original, no fue cambiado, ni tergiversado desde entonces.
Comparte

Como existe abundante literatura sobre el tema, limitaré mi respuesta a los puntos pertinentes. Esta aseveración ha sido formulada por losoponentes del Profeta Muhammad, como leemos en el Corán: Cuando Nuestras Revelaciones, claras como evidencia y en significado son recitadas (y transmitidas) a ellos, aquellos que no creen dicen acerca de la verdad cuando ésta les alcanza: “Esto es magia evidente”. ¿O acaso dicen, “Él (el Mensajero) lo ha inventado”?
(46:7-8).
Estaban furiosos por tener que proteger sus intereses contra la creciente ola del Islam, como lo hacen sus homólogos modernos, con el fin de hacer surgir dudassobre la autoridad divina del Corán, de modo que los musulmanes también duden de su autoridad. El Corán fue revelado en árabe, su lengua original que es además una lengua viva y que continúa hablándose. Su texto entero es fidedigno. No se ha cambiado, editado ni se ha tergiversado desde
que fue revelado.
Todos los musulmanes tuvieron sólo un Corán que está conservado en sus palabras originales desde la muerte del Profeta, la paz sea con él, cuando terminó la Revelación. Además, los musulmanes tienen la enseñanza del Profeta en la Sunna, su implementación islámica en la vida cotidiana. Muchas, aunque no todas, de las acciones y  palabras exactas del Profeta fueron conservadas en la literatura de los hadices (los dichos del Profeta). Estas dos fuentes no podrían ser más distintas en calidad de expresión o contenido. En los hadices se puede intuir la presencia de una personalidad que dirige a las demás, que reflexiona acerca de los problemas trascendentes y que habla con una gravedad apropiada y un respeto profundo. Por otra pa-r te, el Corán se percibe inmediatamente como imperativo y sublime, con una majestuosidad trascendente e incomparable en el estilo y el contenido. Decir que el Corán y el hadiz tienen el mismo origen es desafiar razón y sentimiento. 
El Corán es absolutamente diferente a cualquier otro producto del ser humano en la trascendencia de su perspectiva y punto de vista. De vez en cuando, en algunos pasajes o frases de las otras Escrituras, los lectores y los oyentes pueden sentir que están ante el  Mensaje Divino dirigido a la humanidad.
En el Corán cada sílaba lleva esa impresión de sublime intensidad, que pertenece a un mensaje del Único Quien es el Omnisciente y el misericordioso. Además, el Corán no puede ser examinado exteriormente, ni ser discutido o debatido en un plano puramente teórico. Nos pide que lo entendamos, actuemos en consecuencia y enmendemos nuestros estilos de vida. Nos dirige en toda nuestra realidad como seres capaces espiritual y físicamente, como criaturas del MisericordiosoEl Corán no se dirige a una sola facultad del ser humano, como el razonamiento filosófico, la sensibilidad
poética o artística, nuestra capacidad para alterar y manejar nuestro ambiente o asuntos políticos y legales, nuestra necesidad de compasión y perdón, o ansias espirituales de conocimiento y consuelo. El Corán está dirigido a todo el mundo, sin diferencia de edad, género, raza, lugar o tiempo.
Si un ser humano escribió el Corán, ¿cómo pudo conocer literalmente los asuntos que eran de-s conocidos en los tiempos de su Revelación? “¿Es que aquellos que no creen nunca consideran que los Cielos y la Tierra eran al principio un todo y luego los dividimos en identidades separadas y que hemos
creado a cada ser vivo de agua?”. (21:30). Sólo hace unos años que pudimos entender que este versículo habla del primer momento de la creación del Universo, en su sentido literal.
Un hombre del siglo VII, ¿cómo podía saber las cosas que la ciencia ha descubierto recientemente? ¿Es una aseveración razonable? ¿Cómo pudo saber el Profeta, con una exactitud anatómica y biológica, cómo se forma la leche? ¿Cómo pudo saber cómo se forman las nubes y el granizo, o establecer la capacidad de fertilizar del viento, o explicar cómo se mueven las masas continentales y cómo se forman y conforman los continentes? ¿Con qué telescopio pudo saber la continua expansión física del Universo? ¿Con qué rayos X pudo conocer los diversos estados del embrión en el útero? 
Afirmar que un hombre escribió el Corán sólo refleja el fracaso de no entender que todos los seres humanos están en deuda con Dios, quien nos ha dado todo. No nos hemos creado a nosotros mismos; nuestras vidas nos han sido dadas, como nuestras capacidades para contemplar, comprender y sentir compasión. Este mundo sutil, variado y renovable nos ha sido dado para que ejercitemos esas capacidades. Además, el Corán es un regalo de la misericordia y no hay ninguna posibilidad de que su autor sea un ser humano.