Pronunciamiento de equipos pastorales

Rosario: La Iglesia pide respaldar a fiscales en la lucha contra las mafias

Reclama a "los poderes ejecutivo y legislativo que despejen los obstáculos" a quienes investigan a la política por complicidad con el tráfico de drogas o armas. Piden "un gesto de grandeza" para que puedan hacer su trabajo sin aprietes o apercibimientos.
Comparte

Con el título "¡Felices los que trabajan por la justicia!", los Equipos Arquidiocesanos de Pastoral de Drogadependencia, de Pastoral de Barrios Populares y de Pastoral Social de Rosario, emitieron este 23 de noviembre un comunicado en respaldo a los Fiscales del Ministerio Público de la Acusación del Departamento Rosario.

"Desde hace tiempo venimos planteando la necesidad de que desde el Estado se enfrente al poder político, financiero, judicial y policial, llegado el caso que en complicidad con las mafias, por acción u omisión, sustenten al narcotráfico y el tráfico de armas, actividades que en un contexto de pobreza convierten en mano de obra descartable a los adolescentes y jóvenes de los barrios vulnerables", expusieron. "Es por ello que pedimos que en un gesto de grandeza se garantice la transparencia e independencia de los poderes para que los fiscales puedan realizar su tarea sin que por ello reciban apercibimientos o aprietes de parte del poder político".

"Queremos pedir a las autoridades de los poderes ejecutivo y legislativo que, lejos de tener una actitud corporativa que colabore con la deshonra de la noble tarea política, hagan todo lo necesario para despejar los obstáculos del camino de quienes trabajan para esclarecer muchas de las causas que implican a miembros de ambos poderes".

"No queremos ni podemos ser derrotistas. Cristo vive y Él es nuestra esperanza. Por eso, como sus discípulos anunciamos la esperanza que hoy se encarna cuando hay decisión de ciudadanos dispuestos a cumplir con los deberes de su cargo especialmente en su papel de fiscales y funcionarios del Ministerio Público de la Acusación".

"Los acompañamos y rezamos por ellos, para que se mantengan en esta actitud valiente y para que Dios entre en las conciencias y los corazones de quienes deben poner las condiciones para que puedan cumplir su labor".

Finalmente, "próximos a comenzar el tiempo de Adviento, en que Dios asume lo humano en la carne de un pequeño Niño, nacido de María, joven del pueblo como lo son tantas víctimas inocentes de hoy", pidieron a nuestra Madre, en su advocación de Nuestra Señora del Rosario, "que nos proteja intercediendo por nosotros, para que no nos puedan los oscuros intereses, terribles y dañinos que nos amenazan. Que ella nos alcance luz para que podamos superar esta situación en un marco de institucionalidad democrática".


Fuente: AICA