SOLIDARIDAD

Samaritanos del siglo XXI

Por: Jorge Rouillon

Así podrían ser caracterizados los integrantes de Lumen Cor (el corazón es la luz), una entidad dedicada a tenderle una mano a personas en situación de calle. Para eso crearon La Red del Posadero, donde profesionales hacen un seguimiento de cada caso
Comparte

Si uno encuentra a una persona viviendo en la calle y quiere ayudarla ¿qué hace? Puede hacer muchas cosas: por ejemplo, proporcionarle un alimento o darle unos pesos, escucharla, decirle una palabra afectuosa. Pero si quiere ir más a fondo, tratar de solucionar su problema ¿a dónde la deriva? ¿quiénes podrán darle una asistencia más efectiva?
Es decir, uno quiere actuar como el buen samaritano del que habla Jesús en la parábola del Evangelio (San Lucas 10, 25-37). Vale la pena recordarla. Un samaritano encuentra en el camino a un hombre que fue asaltado y herido -hoy podría ser una víctima de un motochorro-, lo cura, venda sus heridas, pero debe seguir su camino: entonces lo lleva a una posada y le encarga al posadero que lo cuide, dándole dinero para lo que gaste en atenderlo.
Hoy el buen samaritano —uno que quiere atender a quien ve desamparado en la calle— necesita del posadero para poder cumplir su misión y que su caridad se haga efectiva. ¿Y quién puede ser hoy el posadero? Lumen Cor (el Corazón es la Luz), una entidad que trabaja por la reinserción social de personas en situación de calle y alta vulnerabilidad, ha creado la Red del Posadero. Así ha formado 17 equipos multidisciplinarios en la ciudad de Buenos Aires con médicos, abogados, asistentes sociales, acompañantes terapéuticos para brindar a esas personas una atención integral de sus necesidades: se busca promoverlas, que encuentren un lugar en la sociedad, un trabajo para mantenerse. Su lema es, precisamente, "El buen samaritano necesita del posadero. Hacia una caridad más eficiente".
La Red del Posadero fue presentada a los obispos vicarios de las distintas zonas de la ciudad (Centro, Belgrano, Flores, Devoto), a los curas párrocos y a los coordinadores y voluntarios de Caritas. Y la colaboración de cientos de laicos que salen a las calles en las Noches de la Caridad, donde sirven comida a quienes duermen a la intemperie y conversan con ellos, compartiendo sus inquietudes.
En esa conversación, en la escucha atenta, el "buen samaritano" identifica las necesidades de la persona necesitada y puede acompañar o derivar a esa persona al "posadero" más cercano. Este es uno de los 17 equipos que agrupan a los 70 profesionales que hasta ahora ha reunido la Red para asistencia social, jurídica, de salud y acompañamiento.
El buen samaritano informa al posadero de las necesidades del caso, crea un registro y lo comparte por la página web con el posadero. Este recibe al asistido en entrevistas personales, completa el registro y elabora un primer diagnóstico. Los posaderos a su vez tienen reuniones periódicas para intercambiar impresiones para el mejor seguimiento de cada caso. E informan a la comunidad sobre las necesidades de sus asistidos en las redes sociales, como f lumen.cor o @lumen.cor. Para saber cómo actuar como samaritano se entrega una guía gratuita a quienes quieran ser voluntarios. Allí se explica cómo llenar los cupones para derivar la persona necesitada a un posadero y se da una explicación de cómo funciona todo el sistema en su conjunto.
Esta experiencia está creciendo y necesita voluntarios. Recibió la bendición del Papa Francisco. Informes: Posaderos@lumencor.com.ar, 4801-5865, de 10 a 18.

Dónde acudir para ayudar

Quienes deseen colaborar pueden dirigirse a: posaderos@lumencor.com.ar, 4801-5865, de 10 a 18. Quienes necesiten ayuda pueden acudir a las siguientes parroquias: La Piedad, Bartolomé Mitre 1524 (Montserrat), lunes y jueves, 18 a 20; San Roque, Plaza 1160 (Villa Ortúzar), jueves, 10 a 20; Guadalupe, Paraguay 3901 (Palermo), lunes 19.30 a 21, martes y miércoles, 10 a 13; Patrocinio de San José, Ayacucho 1072 (Recoleta), miércoles a viernes, 18 a 20; San Nicolás de Bari, Santa Fe 1352 (Retiro), lunes 16 a 18 y sábados, de 9 a 12.30; Corazón de María (Constitución) jueves, 16 a 18; Del Valle (comedor), av. Córdoba 3249, martes y/o jueves, 17 a 19; Del Rosario, Bonpland 1987 (Palermo).