Un punto no contemplado en la norma

San Juan: La Justicia da lugar a cautelar para frenar un aborto legal

La Sala III de la Cámara Civil aceptó la presentación que hizo un hombre para que su expareja no se realice un aborto y continúe con el embarazo, dado que quiere hacerse cargo del bebé. La situación no fue tratada en la ley sancionada en diciembre pasado.
Comparte

La Sala III de la Cámara Civil de San Juan hizo lugar a una cautelar solicitada por un hombre para impedir que su ex pareja aborte, en el marco de una discusión judicial que no está contemplada en la nueva Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Se trata de una suerte de vacío jurídico, ya que hasta la fecha no existía ningún fallo que obligara a una persona a continuar con el proceso de gestación por pedido del padre del bebé, una situación que no fue tratada por la norma sancionada en diciembre del año pasado.

Este sábado, la abogada Mónica Lobos recibió la notificación que los jueces que integran la Sala III de la Cámara Civil decidieron concederle la medida cautelar a Franco, su representado y quien quiere quedarse con su hijo.

La letrada no ocultó su felicidad del tribunal, por entender que la Justicia "reconoció la responsabilidad parental y los derechos del niño por nacer".

"Estamos felices, hemos logrado preservar la vida del bebé y los derechos del padre", admitió en declaraciones a Diario de Cuyo.

Lobos consideró que se trata del primer paso, porque queda "un largo camino por recorrer".

Asimismo, indicó que su defendido quiere ejercer su paternidad y con la notificación de la Cámara Civil, el próximo nivel es realizar una presentación de proceso urgente para continuar protegiendo la vida del bebé.

La decisión judicial, subrayó la abogada, establece que "se abstenga a realizar cualquier práctica de interrupción del embarazo".

“Estoy haciendo lo imposible para defender la vida de mi hijo. Sé de los derechos de quién era mi pareja, pero solo le pido que lo tenga y que me lo dé, yo no le voy a hacer faltar nada”, argumentó en su momento el sanjuanino que asegura ser el progenitor.

Según el testimonio de este hombre, la mujer “quiere ponerle fin a su embarazo de 12 semanas”, a pesar de que él se opone. Entre ambos “ya no hay vínculo afectivo” por la decisión que tomó su ex pareja de interrumpir el proceso de gestación.

“Como pensamos diferente hemos perdido el diálogo, pero a pesar de eso le propuse que lo tenga y me lo entregue. Si después ella quiere continuar con su vida lo va a poder hacer”, insistió Franco en una entrevista con la radio local AM 1020.

Los abogados Lobos y Martín Zuleta presentaron esta misma cautelar en el Primer Juzgado de Familia para impedir el aborto de una mujer. La jueza Marianela López se declaró incompetente y la causa recayó en el Juzgado Civil Nº 11, a cargo de Amanda Días, quien rechazó la cautelar. La magistrada entendió que los abogados no acreditaron, primero, que la mujer tuviera la voluntad de llevar adelante la interrupción voluntaria de su "supuesto embarazo". Además, no cumplieron "con el recaudo procesal de indicar por qué se debería impedir" el ejercicio del "derecho concedido por la ley argentina", por lo que resulta "totalmente infundado privar, en esta instancia, a cualquier persona gestante de la posibilidad de ejercer su derecho", tal cual lo establece a la norma.

El juez federal Miguel Gálvez había rechazado una cautelar previa que había presentado la asociación civil Abogados por la Vida, que buscaba la suspensión, en todo el país, de los artículos clave de la ley de aborto legal.

Fuente: Agencia