Suspensión del culto: Los evangélicos también se oponen

ACIERA, que congrega a la mayoría de las iglesias evangélicas, se expresó "en desacuerdo" y subrayó que cumplen estrictamente el protocolo. Pidió que el gobierno considere vital a la religión y señalaron: "no somos una actividad recreativa ni cultural".
Comparte

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), que agrupa a la gran mayoría de las comunidades evangélicas, también expresó su desacuerdo con el cierre del culto, al señalar que el quehacer religioso “no solo es esencial, sino también vital”.

Al igual que la Iglesia católica, ACIERA aclaró en un comunicado: “Cumplimos estrictamente con todos los protocolos de higiene y seguridad en los lugares de culto, como así también en la adaptación de sus instalaciones, para contar con ambientes ventilados y desinfectados”.

“Señor presidente, definitivamente no somos una actividad recreativa, tampoco cultural o social”, dijo ACIERA en un comunicado el que agrega que “por sobre todas las cosas atendemos la dimensión espiritual y humana de la persona”.

Precisó que las iglesias son “vitales en la contención y atención espiritual de quienes así lo requieren, en un país en donde, según datos del CONICET, el 85% profesa creer en Dios”.

“Vitales -agregó- en la ayuda humanitaria, poniendo a disposición por pedido del Estado al inicio de la pandemia, 1.298 camas para la atención de los enfermos leves por COVID. Con el objetivo de descomprimir el sistema de salud, dando lugar a los casos de gravedad”.

También señaló que son “vitales en la atención social, entregando diariamente desde los templos miles de viandas, en un contexto en donde la mitad de los argentinos se encuentra bajo la línea de pobreza”.

“Vitales -concluyó- en la atención y contención de las innumerables patologías propias de la época que nos está tocando atravesar, como lo son la ansiedad, la depresión, la angustia crónica y hasta los intentos de suicidio”.

Por eso, pidieron que en el gobierno se considere al quehacer religioso como vital y subrayaron que el funcionamiento de los templos “se brindaría observando y cumpliendo todos los detalles de protocolo vigentes hasta la fecha, incluyendo la utilización de solo el 30% de la capacidad de los salones”.


Fuente: VR