judaismo - autor: Dr. Abraham Skorka

Tradición y posmodernidad

Un destacado rabino señala cuál es el verdadero significado del Muro de los Lamentos y por qué no es correcto enviar allí mensajes mediante “Twitter”.
Comparte

En un pequeño pero profundo ensayo, “Israel, una resurrección”, Julián Marías escribe: “Yo creo que la fuerza del pueblo judío radica en su capacidad de desconsuelo. El no haberse consolado nunca de la d-is persión y la destrucción del Templo, la pérdida de Jerusalén, ha conservado su identidad, le ha pe-r mitido seguir siendo, durante casi dos milenios, el mismo; ha hecho que sea; siglo tras siglo, no sólo una fe, sino algo muy distinto: un pueblo” El símbolo de ese desconsuelo se materializaba en los restos del muro que rodeaba al monte del Templo de Jerusalem, frente a los cuales los judíos por generaciones expresaban su dolor, junto a su esperanza y petitorios a Dios. Es el tan conocido ‘Muro de los Lamentos’, el habitáculo donde en el pr-i mer Templo -construido durante el reinado de Salomón y destruido por las hordas de Nabucodonosor en el 586 a.e.c.- se hallaba el Arca de la Alianza con las Tablas de la Ley.
Cuando el judío le reza a Dios, dirige su cuerpo hacia Jerusalem, hacia el lugar donde se hallaba el Templo en el que se reunía todo el pueblo durante las festividades de peregrinaje, no para ‘ver’ a Dios, pues no puede ser referido a imagen alguna como se prescribe en el segundo mandamiento, sino para ‘revelarse’, ‘mostrarse’ a Dios. Rezar junto al Muro, significa para el judío, consustanciarse con todos los momentos de elevación espiritual que acaecieron allí con sus ancestros, en el pasado.
Resulta difícil precisar cuándo se generó la costumbre de escribir pedidos a Dios, en un pequeño papel y colocarlo entre los bloques del Muro. Acto simbólico mediante el cual el piadoso concatena su ser al de aquel lugar y específicamente a su historia, que lo hace tan peculiar.
En la era postmoderna presente hay quien auspicia el enviar los petitorios electrónicamente –a t-ra vés de Twitter- para ser impresos y llevados por alguien que los coloca entre los intersticios de los bloques del Muro.
La Biblia y los sabios del Ta-l mud enseñan en múltiples opor - tunidades acerca del estrecho e-s pacio que existe, a veces, entre el acto espiritual más puro y el paga - nismo más abyecto.