Miércoles 20.03.2019

CONVIVENCIA INTERRELIGIOSA

Turquía: Construirán la primera iglesia cristiana desde 1923

Los permisos para edificar el templo lo consiguió la comunidad siriaco-ortodoxa de Estambul, que según sus autoridades cuentan con unos 18.000 fieles. Se levantará en Yesilkoy, un barrio del lado europeo de la ciudad.
Comparte

La comunidad siriaco-ortodoxa de Estambul ya dispone de la licencia de obras para edificar la que será la primera iglesia cristiana en Turquía desde el fin de la era otomana, en 1923, confirmó a Efe Kenan Gürdal, portavoz de dicha confesión religiosa.

Gürdal dijo a Efe que el templo se construirá en Yesilköy, un barrio del lado europeo de la ciudad, en la costa del mar de Mármara, donde vive una importante comunidad de cristianos siriacos.

"Tenemos aproximadamente 18.000 fieles", señaló Gürdal, miembro de la junta directiva de la Iglesia de Santa Ana, actualmente el único templo siriaco-ortodoxo en Estambul, situada en el barrio de Tarlabasi, cerca de Taksim, en el centro de la ciudad.

El metropolitano siriaco, Yusuf Çetin, recibió el martes pasado los permisos necesarios para la edificación de manos de Bülent Kerimoglu, alcalde del distrito en el que se construirá la nueva iglesia.

Kerimoglu, miembro del partido socialdemócrata CHP, calificó el día de "histórico" en declaraciones a la prensa, al subrayar que se trata "de la primera iglesia cristiana que se levanta en Turquía desde la fundación de la República".

Estambul dispone de unas 150 iglesias de siete diferentes confesiones cristianas, la mayoría de ellas ortodoxas, pero también armenias, caldeas, católicas romanas y protestantes.

La Iglesia Siriaco-Ortodoxa, también conocida como Jacobita, forma parte de la rama cristiana monofisita (o miafisita), que se separó de las demás corrientes en el concilio de Calcedonia en el siglo V, y emplea el arameo como lengua litúrgica.

Hoy, esta comunidad está presente sobre todo en Siria e Irak, pero Gürdal negó que entre los fieles siriacos de Bakirköy haya refugiados sirios.

"Desde 2012 hemos trabajado mucho con los sirios, ofreciéndoles ayuda humanitaria, pero actualmente no tenemos fieles siriacos refugiados", dijo a Efe.

Una importante comunidad siriaca ortodoxa vive en la provincia de Mardin, en el extremo sureste de Turquía, donde todavía se habla arameo en algunas familias.

Gürdal avanzó que la construcción de la nueva iglesia empezaría "en dos meses" y que el propio presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, había prometido inaugurar las obras.

Fuente: EFE