Domingo 14.04.2024

A dos años de la invasión rusa

Ucrania: Cáritas refuerza la ayuda ante la prolongación de la guerra

La organización caritativa asegura que si no cesan las hostilidades, la situación humanitaria seguirá deteriorándose. En lo que va del conflicto ya asistió a más de 3,8 millones de personas. Brinda apoyo en alimentario, refugio y asistencia sanitaria.
Comparte

Dos años después del comienzo de la guerra y casi una década después del inicio del conflicto en el este del país, la situación humanitaria en Ucrania sigue deteriorándose y no mejorará si no cesan las hostilidades. Este es el panorama descrito por las Cáritas Ucrania y Cáritas Spes Ucrania, al cumplirse dos años de la invasión rusa a gran escala, que comenzó el 24 de febrero de 2022.

Apoyadas por toda la confederación de Cáritas Internacional, y gracias a más de 2.600 empleados y voluntarios, las dos organizaciones han ofrecido ayuda humanitaria a más de 3,8 millones de personas, en los últimos dos años.

La ayuda incluyó la distribución de alimentos y artículos no alimentarios, material de refugio, artículos de salud e higiene, ayuda en efectivo, servicios de apoyo sanitario y psicosocial, programas de protección y educación.

“Desde el comienzo de la guerra, Cáritas Ucrania y Cáritas Spes Ucrania han sido ejemplares en su labor, atendiendo a su población en su totalidad, durante estos dos años de guerra. Son lo mejor de Cáritas y nuestra Confederación les está agradecida. Seguiremos apoyándolas y alzando nuestras voces para exhortar a que se ponga fin a este conflicto“, afirmó Alistair Dutton, secretario general de Cáritas Internationalis.

Lamentablemente, el segundo año del conflicto se caracterizó por una escalada en las hostilidades. Los ataques contra infraestructuras civiles y los graves incidentes, incluyendo la destrucción de la represa de Kajovka en el sur de Ucrania, en junio, provocaron un deterioro de la situación humanitaria, en regiones donde la población ya se enfrenta a graves necesidades.

El 40% de la población necesita ayuda humanitaria, y más de 6 millones de ucranianos se han convertido en refugiados. En el este y el sur, incluidos los territorios bajo control temporal de la Federación Rusa, millones de personas carecen de agua, alimentos, atención médica, vivienda, protección, y otros servicios y suministros esenciales.

Con consecuencias devastadoras para lo que una vez fue el granero de Europa, el conflicto también ha tenido un impacto medioambiental dramático. El agua y el suelo están contaminados y los expertos predicen que se necesitarán más de 700 años para limpiar la tierra de minas.

Las organizaciones Cáritas están preparando un plan de respuesta a largo plazo, a pesar de las dificultades e incertidumbre causadas por el prolongado conflicto.

“Según los expertos, la guerra podría durar una década. Tenemos que estar preparados para ofrecer ayuda a largo plazo, con el fin de hacer frente a la importante crisis humanitaria que se está desarrollando, en Ucrania y que, en última instancia, afecta a la comunidad mundial”, afirmó el padre Vyacheslav Grynevych SAC, director ejecutivo de Cáritas Spes Ucrania.

“Estamos haciendo todo lo posible para ayudar a las personas necesitadas, pero hasta que no cesen las hostilidades y se liberen los territorios ocupados, no podremos hablar de una verdadera recuperación. Cáritas Ucrania asiste a las personas en su situación actual, en la que se encuentran sobreviviendo, y consideramos diversos escenarios de la evolución de la situación, con un enfoque integral para cada individuo“, sostuvo Tetiana Stawnychy, presidenta de Cáritas Ucrania.

En este sombrío aniversario, Cáritas lanza un nuevo llamamiento, pidiendo a la comunidad internacional que siga ayudando en su labor en favor del pueblo ucraniano. “Su apoyo nos da la esperanza de que no estamos solos y nos permite ayudar a la gente necesitada. Así que, por favor, no dejen de apoyar a Ucrania“, añadió Stawnychy.

“Extendemos nuestra gratitud a nuestros benefactores y asociados, que nos ayudan a llevar la cruz del servicio en tiempos de guerra, igual que Simón el Cireneo, que ayudó a Jesús a llevar la cruz. Ya hemos completado 730 estaciones de nuestro viacrucis, 730 días de guerra, pero ¿cuántas más nos quedarán por delante?”, expresó el padre Grynevych.

Fuente: Caritas Internationalis