Miércoles 23.06.2021

gregorio de Laferrere (buenos aires)

Un obispo dio la absolución general ante impedimentos por la pandemia

Durante la misa de Corpus, sin fieles por las restricciones, se leyó la fórmula para que la reciban en sus hogares. Torres Carbonell lo aprobó tras consultas de su clero y en el marco de la norma que emitió la Penitenciaría Apostólica por la pandemia.
Comparte

En el marco de la celebración eucarística correspondiente a la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, el 6 de junio, el obispo de Gregorio de Laferrere, monseñor Jorge Torres Carbonell, presidió una misa en la que fue concedida a los fieles la absolución general.

Luego del momento penitencial de la misa, en el que con una invitación a la conversión los fieles piden perdón, se leyó la fórmula habitual para que cada uno en sus hogares reciba la absolución.

Considerando la actual situación por la que atraviesa país por la pandemia, con muchos casos de contagio de Covid-19, y los cuidados que esto conlleva; se reduce el poco tiempo para hacer confesiones individuales, y llegaron preguntas de varios sacerdotes sobre disposiciones para realizar absoluciones generales.

Por eso, en cercanías de la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo y teniendo en cuenta el documento emitido por la Penitenciaria Apostólica del 20 de marzo de 2020 por la situación de la pandemia, habiendo realizado las consultas pertinentes al caso y acorde al canon 961 §2, el obispado determinó que estaban dadas las circunstancias (por los templos cerrados y la imposibilidad de los fieles a acercarse a recibir el sacramento de la confesión) para que, como acto absolutamente excepcional en la diócesis, los sacerdotes pudieran realizar en las misas de este día la absolución general, para quien quiera recibirla, con disposición de un corazón contrito recordando que cuanto antes se dé la posibilidad hagan la confesión sacramental, asimismo realizar un acto de piedad o caridad.


Fuente: AICA