Domingo 14.04.2024

Enviado por el Papa

Un oficial vaticano llegó a Bolivia para investigar casos de abusos

Se trata del sacerdote Jordi Bertomeu, quien analizará las acciones a seguir. Hasta el momento, la Fiscalía recibió ocho denuncias por pederastia en contra de sacerdotes y la semana pasada allanó las instalaciones de la Compañía de Jesús en La Paz.
Comparte

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) anunció la llegada de un alto funcionario del Vaticano al país para "analizar" las acciones ante las denuncias por pederastia y abusos sexuales en contra de varios sacerdotes, algunos ya fallecidos, que son investigadas por la Fiscalía.

El oficial del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, monseñor Jordi Bertomeu, analizará "los avances realizados hasta el momento" en la labor de la "cultura de prevención" que impulsa el Papa Francisco.

"En esta ocasión los encuentros de carácter reflexivo que tendrán lugar los próximos días, serán llevados en un clima de profunda cercanía hacia todos aquellos que han sido víctimas de la lacra de los abusos en la Iglesia, señaló la CEB en un comunicado.

"Como Iglesia en Bolivia manifestamos una vez más el firme compromiso con la justicia y con una pastoral atenta a los más vulnerables", manifestó la CEB.

El español Bertomeu, cuya visita a Bolivia se gestionó "hace tres años", ya ha estado en otros países de Latinoamérica para investigar caso de abusos a menores por parte de miembros de la iglesia Católica.

El medio español El País publicó hace unas semanas una investigación que realizó con testimonios de víctimas y allegados sobre un diario del jesuita español Alfonso Pedrajas en el que habla de su vida y parece hacer un recuento sobre los presuntos abusos a decenas de niños y adolescentes bolivianos, cuando estuvo al frente del Colegio Juan XXIII en Bolivia, desde 1971.

El caso de Pedrajas, que murió en 2009, ha provocado en Bolivia que se denuncien a otros sacerdotes que presuntamente también abusaron de menores.

En febrero de 2019, EFE dio a conocer el caso de Luis Roma, ya fallecido, mediante la denuncia de un exmiembro de la Compañía de Jesús que pidió el anonimato y que basó las acusaciones en una treintena de fotografías explícitas en las que dijo reconocer al supuesto agresor de varios menores de entre 6 a 12 años.

La Fiscalía de Bolivia ha recibido hasta ahora ocho denuncias por pederastia en contra de sacerdotes y la semana pasada allanó las instalaciones de la Compañía de Jesús en La Paz y dispuso la reserva de las investigaciones de los presuntos abusos sexuales a menores que se han extendido a varios departamentos del país.

El Gobierno planteó la aplicación de un "mecanismo de reparación" para las víctimas de esos hechos y el Parlamento analiza la creación de una "comisión de la verdad", que investigue otros posibles casos de pederastia y abuso sexual a menores.

Fuente: EFE