Miércoles 24.04.2019

ISLAMICOS

Una celebración con caridad

Por: María Montero

La Fundación de la Amistad Argentino Turca y el Centro Alba donaron 6 mil kilos de carne a carenciados.
Comparte

Con la entrega de más de 6000 kilos de carne a comedores comunitarios, la Fundación de la Amistad Argentino Turca y el Centro de Diálogo Intercultural Alba celebraron, días atrás, la Fiesta del Sacrificio (Eid al Adha), la más importante del calendario islámico junto con el Ramadán.
El “zakat” o acto de caridad y justicia social hacia el prójimo que marca este día, surge de la fidelidad del profeta Abraham a la voluntad de Dios. La tradición islámica cuenta que un día Abraham soñó que Dios le pedía sacrificar a su primogénito Ismael, pero cuando se disponía a hacerlo, el ángel Gabriel lo reemplazó por un cordero. De ahí que se acostumbre a compartir la carne de un animal sacrificado con parientes y personas con bajos recursos.  Este año la Fundación entregó 1550 cajas de carne vacuna, de aproximadamente 4 kilos cada una, a comedores comunitarios dela capital y de La Plata, a las parroquias de las Villas 11-14, 31 y 19 y al Centro Islámico de la Argentina, que lo destinará específicamente a la comunidad de refugiados sirios recién llegados al país.
Nancy Falcón, directora ejecutiva del Centro Alba explicó que “así como Abraham fue leal con Dios, como lo es un verdadero amigo, así nosotros quisimos festejar este día, compartiendo nuestra fiesta en familia, con amigos y con quienes más lo necesitan”. El “Día de Abraham”, como también se lo conoce, exalta la figura del profeta como un hombre crecreyente, humilde y capaz de una entrega total. Pero incluye, además, a toda su descendencia, desde Isaac hasta Jesús. Todos ellos son señalados por el Islam como maestros y ejemplos para toda la humanidad. “De esta forma, la comunidad islámica reafirma el status moral y ético de estos hombres, por lo que negar o rechazar a cualquiera de los profetas significaría abandonar la fe –aclara Falcón-. Así, preservando la integridad de los profetas y de su linaje, prepara el terreno para la cooperación entre las tres religiones que comparten la misma raíz: el cristianismo, el judaísmo y el Islam”. Un ejemplo de ello fue el clima de la jornada, de la que participaron Mustafá Eker, titular de la Fundación, Alfredo Abriani, director de Cultos del gobierno porteño, el padre Facundo Beretta Lauría, a cargo de los comedores de las Villas 6 y 19, y vecinos de distintas religiones que se sumaron al festejo.
  “Nunca debemos olvidar que el Islam es una religión que abarca a toda la humanidad –apuntó Falcón a modo de conclusión-, que nos recomienda pensar en nuestro prójimo, que nos llama a ver a Dios en el otro y a sentirnos hermanos en un espíritu de unión y fraternidad, compartiendo
aquello que tenemos para dar con nuestros amigos”.