UN NUEVO ESPACIO PASTORAL

Una diócesis argentina ofrece cercanía espiritual a personas trans

El arzobispo de San Juan, Jorge Lozano, explicó que se generó un espacio de diálogo y apertura para las personas transexuales, como respuesta a situaciones de “sufrimiento y dolor”. La coordinación está a cargo de Cáritas diocesana.
Comparte

El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Lozano explicó que en la Iglesia sanjuanina se ha generado un espacio de diálogo y apertura para personas trans.

La iniciativa surgió como respuesta a diferentes situaciones de “sufrimiento y dolor” de las que la Iglesia tomó conocimiento. Al principio fueron pocos pero ahora se desarrollan encuentros semanales de un grupo de entre 20 o 25 personas que comparten experiencias y cuentan sus casos, por lo que se intenta facilitar apoyo, incluso con capacitación para el mundo del trabajo.

El arzobispo detalló que se trata de “compartir la vida”, ya que “hay situaciones de mucho sufrimiento, de mucho dolor desde la infancia, es un espacio para escuchar, contener, alentar”.

Monseñor Lozano explicó que en esta apertura se intenta lograr una vida digna para las personas: “Intentamos también que haya posibilidad de conseguir trabajo de una manera digna que no sea la prostitución, asique el espacio es eso y también empezar a generar un lugar de oración sabiendo que esto no es un espacio de catequesis, sino que es abierto a quien tenga cualquier otra confesión religiosa o ninguna. En esto también nos cuidamos, para que no sea proselitismo sino más bien acompañar y alentar hacia una vida digna”, aclaró.

El referente de Cáritas arquidiocesana, Mario Noroña, por su parte, explicó que "por pedido de monseñor Jorge Lozano se comienza a trabajar una nueva pastoral en la comunidad trans”.

En ese sentido, reconoció que “no eran tenidas en cuenta, eran ese grupo de personas que uno por ahí se esquivaba, y son personas que estaban en una situación muy especial”. Escucharlas hablar, aseguró “le hace a uno salir del sillón donde se encuentra".

Desde la comunidad católica de la provincia ya empezaron a dictar cursos de capacitación que servirán como salida laboral para muchas de las chicas trans de San Juan. "Comenzaron con cursos para lograr prepararse para salir a trabajar, eso es lo importante, encontrar a través de la educación", manifestó Noroña.

Fue una de las frases de Monseñor Lozano la que marcó el rumbo de este proyecto: "Jesús vino a llamarnos a todos, no a unos y a otros no", aseguró.

"Cuando uno ve las diferencias empieza a sentirse incómodo y la incomodidad no es mala, hay que saber tomarla y ponerla a funcionar en su vida", concluyó Noroña.

Fuente: Arzobispado de San Juan