Domingo 03.03.2024

EN EL AÑO DE LA MISERICORDIA

Una rápida canonización

Comparte

Ante más de cien mi fieles congregados en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco proclamó santa a la Madre Teresa -la primera Premio Nobel en llegar a la máxima dignidad cristiana- el 4 de setiembre tras un rápido proceso de canonización. Ello permitió que la ceremonia se hiciera durante el Año de la Misericordia, instituido por el pontífice, y se convirtiera en uno de los momentos más sobresalientes.

“La misericordia ha sido para ella la «sal» que daba sabor a cada obra suya, y la «luz» que iluminaba las tinieblas de los que no tenían ni siquiera lágrimas para llorar su pobreza y sufrimiento”, dijo el Papa en la homilía. Además, destacó su labor en las periferias y su crítica a los más poderosos, dos aspectos de su pontificado. “Su misión en las periferias de las ciudades y en las periferias existenciales permanece en nuestros días como testimonio elocuente de la cercanía de Dios hacia los más pobres entre los pobres”, dijo. Y señaló que ella “hizo sentir su voz a los poderosos de la tierra, para que reconocieran sus culpas ante los crímenes de la pobreza creada por ellos mismos”.

La canonización del Angel de Calcuta -murió en 1997- fue posible tras la comprobación de una curación inexplicable de un brasileño que pidió su inter- cesión. Otro milagro permitió su beatificación en 2003.